¿Y por qué no probamos por la puerta trasera?

Hay quienes opinan, que esta es la verdadera prueba de fuego en la vida sexual de una pareja y por mucho tiempo se ha tenido la idea que la práctica del sexo anal tiene que ser doloroso para ambos, principalmente para la chica. Pero hay que conocer, que no debe ser así, ya que para innovar por esta vía, se necesitan una serie de pasos para disfrutar de esta alternativa y que sea placentero y seguro para ambos.

Existen algunas razones por las cuales las parejas buscan el sexo vía rectal. Por un lado el hombre busca esta experiencia porque ha visto esto en videos para adultos, mientras que las mujeres en muchos casos, buscan seguir con su estado de “virginidad” (si aún lo son). Una de los pensamientos más comunes, es porque permite una penetración sin preservativo evitando el riesgo de un embarazo no deseado.

Si quieres iniciar esta experiencia para que sea placentera, segura e higiénica a continuación te damos una serie de tips:

  • Debido a que el área del ano no es una vía sexual “por naturaleza” y no se dilata de forma natural por la excitación es de suma importancia la utilización de la lubricación con base de silicona.
  • Luego de la lubricación, iniciar masajes estrictamente externa del ano, justo alrededor del mismo haciendo movimientos en círculos.
  • Una vez empiece a dilatarse el área del ano, puedes introducir uno de tus dedos debidamente lubricado.
  • Una vez estén listos para la acción, el chico puede introducir su pene (importante la lubricación) con delicadeza y buscar un ritmo que la chica pueda sentirse cómoda.
  • Tras finalizar, no puedes pasar la vía vaginal, debido a la cantidad de desechos fecales que puede haber, por ende deben proceder a una limpieza profunda.


RELACIONADOS