Prolonga el placer sexual por medio del sexo tántrico

El acto sexual basado en un movimiento armónico y fluido, entre dos cuerpos, posibilita que las parejas puedan alcanzar una plena compenetración por medio de una disciplina que combina textos y rituales budistas, denominada Tantra.

El sexo tántrico, es una práctica que se deriva del término Tantra, que acopla dos factores importantes, antes mencionados, para prolongar el placer sexual entre parejas y retardar el orgasmo mientras se mantiene relaciones sexuales. Hecho que lo hace un atractivo para aquellos que basan el acto sexual en llegar al punto máximo de placer.

Su práctica se fundamenta en las energías canalizadas de quienes buscan la eyaculación sin dispersar semen, mientras se derrocha energía en medio de un orgasmo placentero.

Esto ayudará a que puedas abrir un abanico de sensaciones, teniendo presente que el único tiempo es el actual, para que los pensamientos, las situaciones, el olor, la piel, de tu pareja y el tuyo, sean conectados a través de todo el cuerpo.

Pero te preguntarás ¿cómo es posible lograr esto? Por medio de una intensificación de sensaciones y experiencias sexuales conseguirás esta liberación física y emocional siguiendo algunos pasos que a continuación te presentó.  

Primero debes colocarte frente a tu pareja, completamente desnudos. Controla tu respiración, como inhalas y exhalas, con los ojos cerrados y por cinco minutos trata de fusionar ambas respiraciones para comenzar a disfrutar de la experiencia más placentera de todas, la conexión de corazones.

Recuerda que no debes tener miedo de mirar a tu pareja a los ojos mientras estas en el medio del acto. Esta acción impulsa a descifrar que sienten los dos, exponiendo sus sentimientos, al mismo tiempo, para el acto sexual. Recuerda tener claro que quieres y lo que te gusta es de vital importancia para que los dos disfruten del hecho y puedan estar de acuerdo.

Si no conocías del Tantra, te invito a que te informes del tema y puedas aprender más de está milenaria disciplina que de seguro te hará descubrir el universo sexual que tienes por delante. Al principio te puede resultar un poco incómodo y raro, pero, al final los dos acabarán desnudando su alma, explotando en una liberación única.