Niños con cáncer, pequeños héroes