La moda viaja al Asia más étnico con Carven, Chloè y Manish Arora

A veces, la moda es capaz de contar historias, partir lejos de viaje y llevarte con ella a descubrir nuevos mundos, como bien demostró la firma Carven, que presentó junto a Chloè y Manish Arora sus nuevos diseños de otoño-invierno.

"Esta colección es la historia de un viaje", explicó a Efe el diseñador Alexis Martial, que junto a Adrien Caillaudaud comenzó en marzo de 2015 a dirigir la línea artística de Carven.

En el "backstage", delante de un tablón de inspiración repleto de imágenes de Nepal, pero también de Janis Joplin, Mike Jagger, Kate Moss e incluso fotografías de carreras de moto, Martial y Caillaudaud contaron la historia de dos amigas que descubren la moda después de un viaje a Katmandú, capital nepalí.

"Hay dos secciones en el desfile: una parte más étnica con los detalles de abrigos de piel vuelta y aires motoristas y una segunda más soñadora, con un lado más urbano y looks de noche", describió Caillaudaud.


Una colección también étnica pero mucho más extravagante presentó Manish Arora, que hizo del azul el color estrella de la pasarela en looks imposibles que mezclaron rayas, puntos, volantes, abalorios y pompones.

La firma, que sacó hasta un perrito con el pelo teñido de morado y azul, recuperó las clásicas botas altas de estilo cowboy combinadas con pantalones anchos hasta la rodilla y tops estampados de cuello alto, o maxi abrigos con faldas ultra cortas que dejan las piernas a la vista.

El diseñador indio hizo gala una vez más de su técnica artesana y su capacidad para jugar con los colores, inspirándose de nuevo en la herencia de su tierra, que intenta mezclar con estilismos más urbanos.

Y Chloè supo impregnar sus nuevos diseños con ese chic francés tan propio de la firma icono de los años 70, en manos de la británica Clare Waight Keller, con looks étnicos, la apuesta de tendencia en la pasarela de París, que en esta colección tuvo un espíritu más bohemio.


RELACIONADOS