¿Cómo hago para que mi perro no muerda a los niños?

Siempre que salgo a pasear a mi querido “ángel” o vienen visitas con niños me entra una sensación de temor que mi mascota se sienta insegura y quiera atacar.

Así es, y es que mi perro parece que nació con el chip de odio hacia los niños, no puede ver uno sin tener ganas de tirársele encima, y ¿saben qué es lo peor?... ¡Los niños lo adoran!

Por eso, es que aquí te doy unas recomendaciones que he aprendido cada vez que un niño me pide acariciar a daddy. ¡Toma nota!

Por lo general les digo que no lo acaricien por arriba de la cabeza, ya que muchas veces la mascota puede tomar este gesto como intimidante.

También que si lo van a acariciar no pongan su cara cerca de la de él, porque el perro no está acostumbrado al niño.

Otro consejo infalible es que no acaricien a Daddy si está durmiendo o comiendo. A ningún animal le gusta que lo toquen cuando está durmiendo o mientras come.

Ojalá que estos consejos te sean útiles por si presentas el mismo problema.