Conoce a los Pomerania, una raza que enamora

Esta pequeña y esponjosa raza son todo un espectáculo, a donde quiera que vayan llaman la atención por su carita adorable. Cualquiera no puede tener un Pomerania y es que los cuidados que demanda son muchos.

Es necesario que se les cepille al menos dos veces por semana  para que no se les enrede el pelaje y que le presten la debida atención a sus orejas y uñas.

Llamados también Spitz enano alemán son perros activos, inteligentes y leales a sus amos. Sí, por lo general sólo se apegan a un miembro de la familia. Por lo que pueden mostrarse desconfiados a la presencia de personas ajenas al hogar.

Y si tienes la creencia que las razas pequeña son autoritarias pues con el Pomerania lo comprobarás aún más, de por sí son caprichosos y les gusta ser el centro de atención, así que no te asustes si ladra por todo, sólo busca tu atención; sólo ten en cuenta que es malísimo para ellos, malcriarlos, sufrirán cada vez que los trates diferente, por eso, desde pequeño dale lo justo y no le crees malos hábitos.

Si estás pensando tener un Pomerania es importante que sepas que las enfermedades más comunes en estos canes son la luxación de rótula y colapso de tráquea.