Beneficios de tener un Husky Siberiano en casa

Para aquellas personas que amamos a los animales es más difícil escoger un perro como mascota, ya que por lo general nos gustan absolutamente todos, sin embargo; cuando se trata de elegir a uno que además de ser hermoso, sea amistoso, juguetón e independiente, la mejor opción es el Husky Siberiano. 

Esta raza es originaria del noreste de Siberia (Shikotka, Rusia) y era utilizada como perro de compañía, pastorear a los ciervos, tirar de los trineos y mantener cálidos a los niños. Los Chukchis fueron los que dieron origen a la raza, criaban a los perros en una atmósfera familiar, por eso es que siempre serán leales; además, fue criado para ser un perro de trabajo, por ende, los dueños deben sacarlo a pasear, a correr, de lo contrario, verán los resultados en sus muebles, zapatos, etc.

Los Husky son cariñosos, les gusta estar siempre con personas a su alrededor, no les gusta estar solos pero son selectivos con sus amigos, son celosos y protegen a sus dueños. No son la raza ideal para entrenar, por su independencia quieren dominar y no ser dominados.

Son perros fuertes y con gran energía, sus ojos pueden ser azules, marrones o combinados y sus orejas de implantación alta; su presencia es realmente imponente, son hermosos. Viven felices con aire acondicionado por sus raíces, pero el clima cálido no le asusta siempre y cuando tenga la sombra de un gran árbol para poder refugiarse, es una mascota ideal para tenerla en una casa con patio, nada de apartamento, no es la mejor idea.

El Husky Siberiano es aseado, es necesario cepillarle el pelaje diariamente, en la época de verano suele mudarlo; también hay que prestarle especial atención a la limpieza de sus orejas con un algodón húmedo o Q-tips.

Si quieres tener a tu Husky feliz entonces cómprale huesos de hule, muñecos que suenan y sal a correr con él o ella, verás el resultado. ¡Ah, llévalo a la playa, le encanta nadar y revolcarse en la arena! Si tienes uno te invito a que me cuentes tu experiencia AQUÍ.

RELACIONADOS