Voto 19

Pérez Balladares pide a PRD dejar lastre de clientelismo y renovarse

El expresidente panameño Ernesto Pérez Balladares (1994-1999), que contra todo pronóstico llegó al poder con el PRD, brazo político del régimen militar derrocado en 1989 por la invasión de EE.UU., dijo que este colectivo opositor se dejó lastrar por el clientelismo político y ahora su deber es renovarse.

Pérez Balladares, a quien se le conoce como el "Toro" por su robustez física, dijo a Efe que fue ese factor clientelista el que contribuyó a que perdiera en su aspiración de ganar el 30 de octubre de 2016 la secretaría general del Partido Revolucionario Democrático (PRD) ante su copartidario y diputado Pedro Miguel González.

"A mí me ganó el Gobierno, que financió con todo lo que estamos viendo ahora (con el escándalo del manejo irregular de fondos públicos en el pago de nóminas de la Asamblea Nacional) cualquiera candidatura que me hiciera no salir" electo.

"En el fondo ellos -sostiene- tienen mucho miedo a una candidatura mía, tanto a la secretaría general como la Presidencia" del país, algo que está analizando para los comicios del 5 de mayo de 2019.

"Así fue que se ganó, y se ganó sobre la base de que un partido (PRD) que ha crecido tanto que dejó de tener mucha ideología y se ha convertido en un partido clientelista. Esa es la realidad", afirmó Pérez Balladares, quien apunto que esta formación política, además de renovarse, debe empezar por resolver su unidad.

El PRD fue creado por el general Omar Torrijos (1929-1981) en 1979 y actualmente es el mayoritario de la oposición y el más grande del país con más de medio millón de adherentes inscritos.

El partido fundado por el régimen militar (1968-1989), del que fue brazo político, retomó el poder en 2004 con el Gobierno de Martín Torrijos (hijo del general Torrijos), pero ha perdido consecutivamente en las elecciones generales de 2009 y 2014.

Tras la invasión estadounidense, el 20 de diciembre de 1989, que derrocó el régimen militar, el PRD ganó contra todos los presagios las elecciones de 1994 de la mano de Pérez Balladares.

El "Toro", un experto en finanzas y administración de empresas, aún recuerda su experiencia en 1990, después de la invasión, cuando fue a visitar a "amigos históricos" del PRD como el exmandatario venezolano Carlos Andrés Pérez (1922-2010), que le aconsejó desistir de volver ir a elecciones.

Relató que el político venezolano le dijo: "olvídense de ese partido, ustedes no tienen más nunca el chance de que ese partido vaya a ningún lado, yo los ayudo a ustedes a formar otro partido dentro de la Internacional socialista, pero eso (el PRD) no sirve".

Sin embargo, recordó Pérez Balladares, "cuatro años después estábamos en el Gobierno", y se hizo, dijo, a pesar de que en ese tiempo también, como ahora, "había mucha contradicción interna".

Explicó que lo que se decidió hacer para cambiar eso fue "dejar todo aquello en el pasado" y definir un objetivo que los pudiera "unir, un objetivo superior, aparte del yoismo".

Y ese objetivo así definido, indicó, "permitió que mucha gente se integrara a trabajar partidariamente, y luego en su momento se decidió, bueno, este objetivo es lo que nosotros le proponemos a la sociedad, ¿quién lo puede llevar adelante con mayor éxito?. Y los compañeros decidieron que podía ser yo, y ganamos".

Sostuvo que hay que hacer algo similar ahora, y que se lo ha dicho "para arriba y para atrás" a sus copartidarios: "tiene este partido que definir cuál es su objetivo para entablar el diálogo social" sobre sus propuestas.

Uno de los varios lemas del PRD hacia las elecciones de 2019, tras el V Congreso Nacional Extraordinario del 11 de marzo pasado, es "Juntos todo es posible" y "Revolución ética". En el Congreso se aprobó un código de conducta ética que implica la expulsión de quien lo incumpla.

En el cierre de esta convención, el secretario general del PRD, Pedro Miguel González, abogó por la unidad, el establecimiento de alianzas y la estructuración del partido "para lograr el triunfo en el 2019" (...) sobreponiéndonos al clientelismo, al amiguismo, al sectarismo y los intereses particulares".

RELACIONADOS