Reformas constitucionales y ley de contrataciones públicas lideran agenda de Cortizo

Laurentino Cortizo, presidente electo de Panamá, dijo que a partir del 1 de julio agilizará las reformas a la Constitución, hará cambios en la ley de Contrataciones Públicas, dialogará con el sector agropecuario e impulsará la lucha contra la corrupción.

Varios de estos cambios forman parte de su plan de Gobierno, y fueron la tónica en sus discursos durante la campaña electoral y luego de la contienda.

Sobre las reformas constitucionales, reiteró la propuesta de utilizar la nueva Asamblea a través de dos legislaturas utilizando como base la propuesta de Concertación Nacional. Dijo que participaría en la elaboración de este borrador la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP).

En la reunión prevista con el presidente, Juan Carlos Varela para el inicio de transición, no descartó abordar sobre las sesiones extraordinarias para tratar el tema de las reformas.

En cuanto a la ley de Contrataciones Públicas, Cortizo dijo que al inicio de su gestión presentará una iniciativa para realizar cambios a esta ley, “ hay que garantizar a empresas panameñas y de afuera que la cancha va a estar nivelada, que no vamos a estar preparando pliegos de cargos con visiones de un contrato a la medida de una empresa”.

También mencionó entre sus primeras medidas, el pago a proveedores, agilizar obras atrasadas, y tomar acciones “serias” en lago Gatún, Bayano y Río La Villa, para garantizar agua a la población, y para el funcionamiento del Canal de Panamá, y cambios en el Ministerio Agropecuario para favorecer a los productores nacionales.

En la cuestionada Asamblea Nacional, mencionó asignación razonable a diputados para secretarias, conductores y buenos asesores, pero no para contrato de personas a nivel de circuito.

A nivel diplomático, detalló que sostuvo una conversación con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, con quien coincidió en fortalecer las relaciones, pero dijo que les ha advertido que miren más hacia la región.

Sobre la guerra comercial entre Estados Unidos y China y su posible impacto sobre Panamá, no prevé afecte las relaciones con ambos países, “Panamá puede ser factor para solucionar problemas de la región, Panamá en la posición que está podemos ser factor para ser parte de la solución en proceso de diálogo”.