Disneyland París se disculpa por prohibir a un niño ser "Princesa por un día"

El parque de atracciones Disneyland París se ha visto obligado a pedir perdón a la madre de un niño británico al que se le prohibió, en un primer momento, participar en su actividad "Princesa por un día", diciéndole que solo era posible para niñas.

"La experiencia está abierta a todos los niños de entre tres y doce años. Nos pusimos en contacto con la familia para disculparnos por haberle dado una información incorrecta", confirmó a EFE una portavoz del parque.

Se trató, añade, de un error humano por parte de uno de sus empleados, y la empresa ya ha mandado un mensaje a todos sus trabajadores para recordarles que no hay distinciones de sexo.

La madre, Hayley McLean, publicó el martes en su blog cómo el sueño de su hijo se había transformado en pesadilla.

La experiencia era una sorpresa para el pequeño Noah, de tres años, un apasionado de la princesa Elsa, protagonista de la película "Frozen", y cuyo traje él lleva "a todas horas, todos los días", incluso para dormir.

"Decidí ofrecerle 'Princesa por un día" un poco antes de Navidades. Sabía que nada le gustaría más que llevar un vestido bonito, maquillarse como mamá y ser fotografiado como una de sus queridas princesas Disney", cuenta la madre, en declaraciones difundidas hoy por el diario Le Parisien.

El empleado en cuestión contestó a su reserva asegurando que no estaba disponible para niños, en un desafortunado mensaje que ella hizo público y que posteriormente se hizo viral.

Le Parisien añade que, además de disculparse, la empresa corrigió hoy la descripción de la actividad, que anima ahora a "realizar el sueño de cualquier niño, con un maquillaje y un peinado de verdadera princesa. Una metamorfosis de cuento de hadas, que guardará en su memoria para siempre".