“No se puede faltar el respeto a autoridades, vamos a mantener vías abiertas”, Varela

El mandatario panameño Juan Carlos Varela aseguró que durante la intervención policial por el cierre de vía protagonizado por grupos indígenas en Gualaquita, provincia de Bocas del Toro, no se utilizaron armas peligrosas.

Los indígenas bloquearon el paso en la carretera que conduce hacia Chiriquí Grande, como medida de protesta contra el proyecto hidroeléctrico de Barro Blanco, siendo despejados por unidades de la Policía Nacional, situación que terminó en enfrentamientos y con ocho personas heridas.

“En todos los conflictos lastimosamente hay situaciones, allí no se usó nada que pueda causar un daño a las personas”, señaló el Presidente, añadiendo que no permitirán que se falte el respeto a las autoridades y que garantizarán que las carreteras permanezcan abiertas al tráfico.

Varela expresó que las vías del diálogo están abiertas para quienes se sientan afectados, “esta área ni siquiera es un área afectada por el proyecto sino que es un tema de querer esta carretera de rehén... no se puede estar faltandoe l respeto a la autoridad, pero este es un tema como de querer desafiar a la autoridad o de crear una crisis para que después venga el Presidente”.

RELACIONADOS