"Yo abro puertas que los médicos cierran" Curandero de Veraguas

José Manuel González, el curandero de Veraguas rompió el silencio y habló a los medios de comunicación para responder todas las denuncias en su contra, esto en medio de una investigación que le sigue el Ministerio Público supuestamente por ser el responsable de dos muertes y ocho hospitalizados que se atendieron con él.

“Lamentablemente está la envidia y el mal sentimiento, la personas han visto mi prosperidad, yo no vengo buscando fama a Soná, adonde yo vaya la fama me va a seguir, al lugar que yo vaya al país que yo vaya”, fueron parte de las palabras de González quien ofreció la conferencia de prensa desde su residencia, la misma donde atiende a pacientes y la cual fue allanada por el Ministerio Público quienes señalaron que encontraron muestras de orina y sangre las cuales están siendo analizadas.

El curandero fue enfático en que “yo le abro la puerta a las personas cuando los médicos la cierran” sustentando su práctica en la psicosomatismo, una proceso de origen psíquico que tiene que ver con procesos emocionales sobre la aparición de ciertas enfermedades y alegando que incluso atiende a personas desahuciadas.

Pero el denominado curandero de Veraguas no estaba solo, a él lo acompañaban unas cinco personas, que alegan ser clientes de él, una de ellas Yarinet Guerrero quien reside en el corregimiento de Tocumen, ciudad capital, y que contó que llegó hasta donde González para atenderse una enfermedad celiaca, que es la intolerancia al gluten de trigo, lo que según ella le fue curado por González.

De acuerdo al abogado de González, se le señalan los delitos de supuesta estafa y lesiones. Cobraba unos B/20.00 por consulta y atendía alrededor de 100 pacientes por día.

RELACIONADOS