Suspenden proyecto Barro Blanco

Por incumplimiento del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) el Gobierno anunció la suspensión provisional del polémico proyecto hidroeléctrico, Barro Blanco que se desarrolla en la Comarca Ngabe Buglé.

El anuncio fue hecho por la vicepresidenta de la República, Isabel De Saint Malo de Alvarado y la ministra del Ambiente, Mirei Endara quien explicó que la empresa incumplió con los lineamientos de estudio que estaba vigente y que fue declarado legal por la Corte Suprema de Justicia. Específicamente la infracción fue la extracción de minerales, lo que no estaba establecido en el EIA.

Este proyecto ha sido motivo de muchas protestas por parte de indígenas Ngabe Buglé quienes señalan que esta iniciativa, que es construida por la empresa Genisa (Generadora del Istmo) e Hidráulica San José S.A., atenta contra los recursos naturales de esta región. La construcción se realiza cerca al Río Tabasará.

La orden de paralización se ejecuta a través de la Autoridad Nacional del Ambiente, ANAM, quien explicó a través de una nota de prensa que entre otras irregularidades por parte de la empresa, estuvo la falta de definición de acuerdos con las comunidades y los afectados. También la falta de desarrollo de los procesos de negociación y la ausencia de un plan de manejo arqueológico aprobado por el Instituto Nacional de Cultura para la protección de petroglifos y otros hallazgos arqueológicos.

También se incumplió en el manejo de sedimentación y erosión; hubo también deficiencia en el manejo de desechos sólidos y peligrosos y la falta de informes de seguimiento del EIA. A la vez hubo ausencia de coordinación con el Sistema Nacional de Protección Civil y el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Panamá para el manejo de explosivos y sustancia inflamables. El documento puntualiza en que la ANAM detectó la tala de árboles sin autorización y no hubo la indemnización ecológica correspondiente.

RELACIONADOS