Panamá firmará intercambio de información fiscal de OCDE si lo hace EEUU

Panamá está dispuesta a compartir información fiscal con otros países siguiendo todos los parámetros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), si también lo hace Estados Unidos, informaron este jueves fuentes oficiales.

Si Estados Unidos se adhiere (al acuerdo de intercambio de información automática de la OCDE), "Panamá podría moverse en esa dirección, en la medida en que todos los países de la región sigan los mismos estándares", dijo en una charla con periodistas la secretaria técnica de la Comisión de Alto Nivel Presidencial para la Defensa de los Servicios Internacionales y Financieros de Panamá (CANDSIF), Laura Barrios.

La OCDE fundó en el año 2000 el Foro Global sobre Transparencia e Intercambio de Información Tributaria que pretende conseguir transparencia fiscal internacional para evitar la evasión en los países miembros y erradicar los paraísos fiscales.

Para ello, diseñó dos estándares de intercambio de información bancaria entre países: previo requerimiento (EOIR, por sus siglas en inglés) y automática (AEOI, por sus siglas en inglés).

Panamá, que forma parte del Foro, se comprometió a compartir información bancaria de manera automática, pero siguiendo sus propias reglas, como hace por ejemplo Estados Unidos.

El país centroamericano quiere que el acuerdo implique "bilateralidad, reciprocidad, igualdad de condiciones y garantía de que las contrapartes cuenten con procesos adecuados de confidencialidad", explicó la secretaria técnica de la CANDSIF.

"Guardar el secreto bancario es importante para nosotros. El presidente se comprometió a compartir información, pero de manera bilateral y recíproca. Hemos venido recibiendo de la OCDE palos porque no hemos querido adaptarnos a lo que ellos quieren imponer", afirmó el vicecanciller, Luis Miguel Hincapié.

Estados Unidos, el centro bancario que compite con Panamá en la región, comparte información con restricciones y siguiendo el marco regulatorio FATCA (US Foreign Account Tax Compliance Act), que se empezó a aplicar en enero de 2014 y que tiene como propósito controlar la evasión fiscal de residentes americanos con inversiones fuera de EE.UU.

Que Panamá asuma los estándares de la OCDE y no lo hagan "otros competidores", le podría acarrear importantes "pérdidas de competitividad" al centro bancario panameño, señaló Barrios.

RELACIONADOS