Premian modelo de comunidad sostenible de Fundación Chagres Panamá

La Fundación Parque Nacional Chagres ganó el Premio Rana Dorada 2015 que otorga Odebrecht a las ONG con buenas prácticas y proyectos que contribuyen a la conservación ambiental y el desarrollo sostenible en Panamá.

La ONG fue galardonada por su proyecto " Quebrada Ancha: Hacia un modelo de comunidad sostenible", con el que busca desde hace 5 años que este lugar se convierta en un modelo de sostenibilidad, ubicado dentro del Parque Nacional Chagres.

El Parque Nacional Chagres es el área protegida más importante de Panamá y está ubicada en el sector oriental de Canal interoceánico, con una superficie de 129.000 hectáreas entre la capital y la provincia atlántica de Colón.

Además del trofeo "Rana Dorada" 2015, en referencia al animal ícono de la biodiversidad panameña, la Fundación ganadora obtuvo un premio de 20.000 dólares en efectivo como apoyo al desarrollo del proyecto galardonado.

El trofeo es una creación del artista panameño Matildo Escudero, que tiene la peculiaridad de trabajar todas sus obras con material reciclable.

El director de Sostenibilidad, Ingeniería y Construcción de Odebrecht, Luiz Gabriel Acevedo, anunció al ganador del premio que fue entregado a la directora Rosa María Guerra, directora del proyecto galardonado, por el director superintendente y el director de relaciones institucionales de la constructora, Andrés Ravelo y Arturo Graell, respectivamente.

El premio, el único de este tipo en Panamá y otorgado por segundo año consecutivo por Odebrecht, está dirigido a organizaciones no gubernamentales (ONG) con proyectos desarrollados en comunidades nacionales y enmarcados en aspectos de sostenibilidad y preservación del medio ambiente.

Graell dijo que la iniciativa forma parte y es un "componente clave" de las acciones de sostenibilidad que la empresa implementa en Panamá.

Graell remarcó, en ese sentido, que el premio "tiene origen en las bases de nuestra filosofía empresarial (...) que el desarrollo, por definición, tiene que ser sostenible, o no podrá ser llamado desarrollo".

Los pilares básicos que fueron evaluados por el jurado en este concurso fueron Contribución ambiental (30 %), impacto social (20 %), sostenibilidad a plazo mínimo de 5 años (30 %), excelencia del método de implementación del proyecto (10 %) y mecanismo de difusión del conocimiento (10 %).

Los jurados Guillermo Castro, vicepresidente de Investigación y Formación de la Fundación Ciudad del Saber (CDS); Dacil Acevedo, consultora en sostenibilidad y responsabilidad social, y Martín Testa, jefe de Educación Ambiental del Ministerio de Ambiente, escogieron 5 finalistas.

Además de la ONG ganadora, los otros finalistas fueron Albatros Media; Asociación Panamericana para la Conservación; Fundación Acción Social por Panamá (FAS Panamá); y la Fundación Pro-Conservación de los Primates Panameños.

Las temáticas finalistas estuvieron relacionadas a proyectos que promueven el uso responsable de los recursos naturales, el rescate y rehabilitación de fauna silvestre, la conservación del medio ambiente y la biodiversidad, y a modelos de comunidades sostenibles.