Inicia la Cuaresma con la eucaristía del Miércoles de Ceniza

Desde tempranas horas de la mañana, decenas de católicos asistieron a la tradicional misa de Miércoles de Ceniza celebrada en la Basílica Menor de Don Bosco.

Con esta eucaristía se da inicio a la Cuaresma, tiempo litúrgico que invita a la feligresía a practicar el ayuno, la oración y la penitencia.

En esta misa que se celebra 40 días antes del Domingo de Ramos, que da inicio a la Semana Santa, se realiza la imposición de la ceniza, misma que es trazada en la frente en forma de cruz.

De acuerdo con el texto de Job 42,6, la ceniza simboliza el dolor y la penitencia, haciendo un llamado a la conversión.

Su colocación en la frente concreta lo que dice la biblia en el libro de Ezequiel 9,4-6: "Yahveh dijo: pasa por la ciudad de Jerusalén y marca una cruz en la frente de los hombres que gimen y lloran por sus pecados. Castiga a los demás, pero al que lleve una cruz en la frente no lo toquéis".

El sacerdote y los ministros que lo asisten, al imponer la ceniza dicen: “Conviértete y cree en el Evangelio”, (Mc. 1,15) o bien “Recuerda que eres polvo y en polvo te convertirás”, (Gn. 3,19). Posterior a esto, el creyente se retira en silencio reflexionando y se continúa con la liturgia eucarística.

Durante todo el día se estará realizando esta celebración en las distintas parroquias a nivel nacional.