Hermano y defensa de Martinelli llegan al Santo Tomás para reunirse con el exmandatario

Abogados que conforman el equipo de defensa de Ricardo Martinelli y su hermano Mario Martinelli, llegaron la mañana de este miércoles al Hospital Santo Tomás, donde permanece recluido, para intentar ver al exmandatario.

Los primeros en llegar fueron Alejandro Pérez y Holanda Polo, posteriormente llegó Mario Martinelli, quien expresó "ayer vine y no pude, esperemos que hoy tenga mejor suerte y lo pueda visitar.... tengo tres años de no verlo y espero que me lo permitan".

Tras su extradición a Panamá desde Estados Unidos, tanto Martinelli como sus abogados han reclamado que no les han permitido reunirse para coordinar su estrategia de defensa. El exmandatario se mantiene bajo detención preventiva, por lo que el acceso a él está restringido.

Martinelli, quien el pasado lunes fue entregado por EEUU al Gobierno de Panamá para que comparezca ante la justicia por el conocido “caso pinchazos”, permanece hospitalizado bajo custodia policial, y anoche fue visitado por el magistrado de Garantías Jerónimo Mejía y médicos forenses.

El magistrado Mejía decidió sobre la realización de esta diligencia luego de la comparecencia del médico que atendió a Martinelli en El Renacer, luego de lo cual se ordenó su traslado al Hospital Santo Tomás. Durante esta intervención se conoció que Martinelli se había negado a tomar medicamentos y a ser revisado por el equipo de medicina legal, por lo que Mejía anunció que iría personalmente al hospital para conocer de primera mano sobre su condición de salud.

El abogado Roniel Ortiz detalló que en la diligencia estuvo el magistrado de Garantías, quien había anunciado que podía participar la parte querellante, pero no acudieron. También estaban presente el director médico del hospital y tres galenos del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

Según el dictamen del equipo de medicina legal se decidirá si debe permanecer hospitalizado o puede ser trasladado al centro penitenciario El Renacer.

Respecto a esto, Ortiz dijo que “Martinelli está listo para ir a donde sea, ya sea en el hospital o en una cárcel, él está aquí y según los abogados gringos teníamos un año y medio más para pelea, pero empeoró su problema de salud y tras conversar con su familia decidió venir, ahora nos toca a los abogados ponernos los guantes”.

RELACIONADOS