Gobierno demandará la nulidad de contratos con filiales de italiana Finmeccanica

Panamá demandará la nulidad de las contrataciones directas con las filiales del conglomerado italiano Finmeccanica que se hicieron durante el Gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014) para la compra de helicópteros, radares y mapas digitales.

Así consta en una resolución del Consejo de Gabinete divulgada la noche del jueves en la Gaceta Oficial. El documento instruya al Ministerio de la Presidencia para que otorgue poder judicial para interponer "la o las demandas" contenciosas administrativas para que "se declaren nulos, por ilegales", los contratos con las empresas Selex, Agusta y Telespazio Argentina.

Panamá e Italia suscribieron en 2010 un acuerdo de seguridad que permitió la compra de los primeros de 19 radares a la empresa Selex, 6 helicópteros a la empresa Augusta y un mapa digital a la empresa Telespazio Argentina, todas filiales de Finmeccanica, por 250 millones de dólares.

Siete de los 19 radares, que se usarían para el control de las costas en contra del narcotráfico, resultaron ser defectuosos, según ha denunciado el Gobierno actual del presidente Juan Carlos Varela, que canceló el contrato con Selex en agosto de 2014 por no cumplir con las especificaciones técnicas de la compra.

La resolución, aprobada por el Consejo de Ministros el martes, señala que varios fiscales italianos han iniciado investigaciones para determinar si durante la vigencia de este acuerdo "se extorsionó o se cometió algún delito" de corrupción internacional o de otro tipo.

Dichas investigaciones guardan también relación con un contrato con la empresa Svemark para la construcción de cárceles modulares y también para determinar si se "extorsionó" o se cometió algún delito contra la empresa Impregilo "para que, con el fin de ocultar un pago indebido, efectuase la donación de un hospital" en la provincia panameña de Veraguas, según el documento.

El texto indica en ese sentido que estos procesos judiciales en Italia "han avanzado al punto de existir llamamiento a juicio o apertura de causa criminal en varios de ellos".

También se destaca que Panamá "ha estudiado pruebas que indican que existen graves causales de nulidad de los contratos", y que teniendo en cuenta esto y que algunos de los bienes y servicios contratados "aún no han sido suministrados", se ha pedido al Ministerio de la Presidencia que otorgue poder judicial "amplio y suficiente" para esta demanda.

Además, comunica a la Procuraduría General de la Nación de Panamá (PGN) las gestiones que realizará el Ministerio de la Presidencia "para demandar la nulidad de los contratos" mencionados.

El pasado 12 de junio, Panamá exigió a Finmeccanica que retire los radares adquiridos a este consorcio por la Administración de Martinelli para la vigilancia costera contra el narcotráfico y devuelva lo pagado por los aparatos.

El ministro de Seguridad Pública de Panamá, Rodolfo Aguilera, dijo en su momento que el Gobierno panameño rechazó una propuesta de Finmeccanica para añadir drones y otras tecnologías al sistema de radares, para suplir sus deficiencias.

Aguilera aseguró, en ese sentido, que "nosotros hemos contestado esa propuesta rechazándola y haciendo una contrapuesta consistente en que se rescinda el contrato de los radares".

La proposición del consorcio italiano incluyó igualmente agrupar los siete radares instalados hasta ahora para evitar brechas entre ellos, conocer el alcance entre uno y otro y aumentar el número de estos aparatos de seguridad, según fuentes oficiales.

En esa ocasión, el Ministerio de Seguridad de Panamá destacó que no se reveló si, aparte de los 125 millones de dólares del contrato original con la empresa Selex, Panamá tendrá que hacer un desembolso adicional, o si la compañía italiana asumirá este costo.

Panamá ha adelantado pagos a Selex por 78 millones de dólares y cedido 57 millones de dólares a la banca internacional en concepto de financiación, según datos oficiales. 

RELACIONADOS