Gobierno de Panamá rechaza acción de Francia, no descarta aplicar medidas de retorsión

"No vamos a aceptar que se use a Panamá como chivo expiatorio", estas fueron parte de las declaraciones del ministro de la Presidencia de la República de Panamá, Álvaro Alemán, luego de que Francia decidiera reinscribir al país en la lista de paraísos fiscales tras revelarse el escándalo Panamá papers sobre supuestas irregularidades a través de sociedades creadas por el bufete panameño Mossack Fonseca.

En conferencia de prensa, el ministro de la Presidencia, manifestó que no permitirán que se “utilice una confusión de una publicación” para atacar los servicios financieros, desconociendo las reformas que ha realizado la actual administración en materia de leyes sobre la lucha contra el blanqueo de capitales y demás.

Panamá es creyente en fomentar la colaboración de los Estados, rechazamos y expresamos nuestro disgusto”, expresó Alemán quien dijo que el Presidente Juan Carlos Varela, comisionó a la canciller y también vicepresidenta, Isabel De Saint Malo de Alvarado, a ponerse en contacto con Francia para tratar el tema.

Al ser cuestionado de posibles acciones contra Francia, indicó que el país tiene leyes de retorsión contra países que los incluyan en lista de paraísos fiscales, lo cual se analizará y no descartan aplicar.

El ministro destacó las ejecuciones de Panamá que contribuyeron a la salida, en febrero de este año,  de la lista del Grupo de Acción Financiera (GAFI), entre ellas la Ley 23 que adopta medidas para prevenir el blanqueo de capitales, financiamiento del terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva. También destacó la creación de la Intendencia de regulación y supervisión de sujetos No Financieros.

Alemán tildó de irresponsables e irrespetuosas las declaraciones hechas por el Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría, quien dijo que Panamá era “el último mohicano” de la evasión, y del ministro de Finanzas francés, Michel Sapin. “ Si uno revisa la sustancia del documento, mencionan 21 jurisdicciones distintas, y estos dos funcionarios salen a declarar es contra de Panamá, pareciera ser que efectivamente quieren utilizarlo como un chivo expiatorio en esta situación”.

Luis Miguel Hincapié, vicecanciller panameño, se expresó sorprendido ante la decisión de Francia “cuando tenemos convenciones con Francia que, además, hemos estado compartiendo, en materia económica y comercial, e intercambiando información a requerimiento de Francia”.

Por su parte, el ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio de la Guardia resaltó que Panamá ha firmado “una gran cantidad” de tratados para evitar la doble tributación, que incluyen clausulas de intercambio de información fiscal. Añadió que el mandatario ha sido claro en que Panamá va dirigido a realizar el intercambio automático de información fiscal, a partir del 2018, con países que siempre y cuando guarden la confidencialidad.

El titular de la cartera económica del país rechazó que Panamá sea un paraíso fiscal, destacando que ¾ partes de los ingresos del Gobierno provienen de los impuestos que pagan los panameños.

Ian Castillero, asesor gubernamental, explicó que este escándalo internacional no trata sobre Panamá, “ es una responsabilidad compartida entre distintas jurisdicciones que tienen el mismo nivel de compromiso internacional que tenemos nosotros”.

Lamentó que el tema se centre sobre Panamá, cuando se trata de un caso que involucra a un proveedor que ofrece un servicio a nivel global “ que está sujeto a reglas y obligaciones de cada una de las jurisdicciones donde prestaba sus servicios”.

RELACIONADOS