Forcejeo, amenazas y golpes entre dueños de fonda e indígenas en Barro Blanco

Una fuerte discusión que terminó en golpes y empujones se dio este miércoles entre indígenas que mantienen bloqueada la entrada del proyecto hidroeléctrico Barro Blanco en Tolé, y los administradores de una fonda ubicada a metros del lugar.

El hecho se originó cuando indígenas Ngäbe Bugle de la congregación "Mama Tadda", intentaron tomar por la fuerza la fonda, aduciendo que esa propiedad les pertenecía por estar dentro de la comarca.

"No quiero ver a nadie aquí en mi rancho…atrevida”, decía una de las dueñas, que les exigía a los indígenas dejar de levantarles la mano. Agregó “sí guerra quieres, guerras vas a tener".

Tras la discusión la administradora del establecimiento agredió a la dirigente Clementina Pérez en la cara, lo que despertó la molestia de los indígenas, quienes se fueron contra los dueños del local dándose algunos golpes entre ellos.


Unidades de la Policía Nacional que se mantenían en el área de la vía Interamericana se acercaron y tras la intervención de los uniformados se controló la situación.

Los indígenas tenían previsto amarrar a la dueña del establecimiento, quien que fue defendida por sus familiares.

RELACIONADOS