Expresidente Ricardo Martinelli regresa a El Renacer

El expresidente de la República, Ricardo Martinelli regresó al centro penitenciario El Renacer, tras salir del Hospital Santo Tomás donde permanecía en cuidados intensivos desde la noche del pasado 11 de junio.

Desde temprano, se registró un gran movimiento de unidades de la Policía Nacional (PN) ante la salida de Martinelli del nosocomio. Se conoció que el exmandatario salió por la parte de atrás del cuarto de urgencias y lo sacaron en un auto Toyota Prado color gris sin placa.

Martinelli fue trasladado hasta El Renacer bajo un fuerte operativo de seguridad. Llegó vistiendo un suéter color blanco, jeans, y esposado de manos a un penal donde se ha prohibido el estacionarse en los predios, donde colocaron una lona sobre su celda y cambiaron láminas del techo.

Carlos Carrillo, del equipo de abogados de Martinelli, dijo que no había sido notificado sobre el traslado y de momento esperan poder sostener una reunión con el expresidente para verificar la situación. 

A las 11:00 p.m. del miércoles, se conoció la versión sobre el alta médica de forma extraoficial horas después de una sesión realizada en la Corte Suprema de Justicia, donde un equipo de Medicina Legal afirmó que la condición de salud del exmandatario es "estable".

Tras esto, se registró el movimiento de dos vehículos de las Fuerzas Especiales de la Policía Nacional que ingresaron al Hospital Santo Tomás. Por su parte, los abogados defensores, Luis Eduardo Camacho hijo y Roniel Ortiz desconocieron notificación alguna sobre el alta médica y denunciaron la violación de los derechos humanos de su cliente.

Los médicos que declararon horas antes que la salud de Martinelli está estable son: Sharlyn Silva, Olga Alvarado, y Ricaurte González de Medicina Legal, quienes dejaron consignado que no hicieron un "diagnóstico" a Martinelli, sino una revisión de los historiales médicos.

Ellos hicieron énfasis en que sus padecimientos pueden ser tratados de forma ambulatoria, siguiendo las instrucciones de los médicos.

Más temprano, Luis Eduardo Camacho, vocero de Martinelli, reiteró que la orden de detención era en razón de una rebeldía que quedó sin efecto cuando fue puesto a órdenes de las autoridades y si había criterio para seguir detenido, esa decisión tenía que ser determinada por el Pleno de la Corte.

Camacho indicó que la noche de este miércoles logró ver al expresidente, quien autorizó unas acciones presentadas y dio órdenes de gestiones políticas con algunos dirigentes del partido Cambio Democrático (CD).

Martinelli llegó extraditado a Panamá, el pasado 11 de junio y al ser llevado al Centro Penitenciario El Renacer complicó con un cuadro de hipertensión. Para horas de la tarde del lunes compareció a una audiencia de lectura de derechos y cuando salió de ésta, los médicos del penal informaron al magistrado de Garantías, Jerónimo Mejía que se requería trasladarlo a recibir atención médica con urgencia.

Los cargos a Martinelli por el caso pinchazos son: interceptación de telecomunicaciones, persecución y vigilancia sin autorización judicial, peculado por sustracción y el peculado de uso.

RELACIONADOS