Canciller dice que el Gobierno ya cumplió en caso Martinelli y ahora está en manos de la Corte

La vicepresidenta y canciller de la República, Isabel De Saint Malo aseguró que el Gobierno panameño ha sido responsable en lo que le “atañe” en cuanto al caso del expresidente, Ricardo Martinelli, que ahora está en manos de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

De Saint Malo dijo que el Órgano Ejecutivo cumplió con sus responsabilidades en el caso del expresidente desde el Ministerio de Relaciones Exteriores que gestionó la extradición ante una solicitud de la Corte de detención con fines de extradición.

Una vez Martinelli estuvo en suelo panameño, dijo la canciller, correspondió a los estamentos de seguridad el traslado hasta el centro penitenciario El Renacer y una vez allí el Ministerio de Gobierno debió cumplir con los protocolos del sistema penitenciario.

“La participación de estamentos en aporte al traslado es en respueta a una solicitud de la Corte y la participación de un hospital es en respuesta a un tema manejado por la Corte, esa responsabilidad está en manos de la Corte”, dijo la jefa de la diplomacia panameña durante su participación en una conferencia sobre cuentas claras.

En cuanto al traslado de Martinelli de Estados Unidos hacia Panamá, De Saint Malo aseguró que la decisión de su traslado en un vuelo chárter y no comercial como había solicitado la defensa, fue de Estados Unidos.

“Se nos dijo que ellos en estos casos de alto perfil lo están manejano así porque han tenido problemas en viajes comerciales y necesitan controlarlo. No tuvimos injerencia en esa decisión, fue del Gobierno de Estado Unidos”, expresó la vicepresidenta y Canciller.

El mandatario de la República, Juan Carlos Varela, quien se encuentra en Rusia, coincidió con las declaraciones de la vicepresidenta en que el Órgano Ejecutivo ya cumplió en este caso y que ahora corresponde al sistema judicial tomar una decisión, "eso está en manos de las instituciones, creo que el proceso va a demostrar la fortaleza de las instituciones".

Mediante un comunicado emitido este martes, el Gobierno solicitó no politizar la extradición de Martinelli, y negó la utilización de las instituciones estatales para vulnerar los Derechos Humanos del expresidente.

RELACIONADOS