Cámara Minera pide al Gobierno panameño renovar concesión a proyecto aurífero

La Cámara Minera de Panamá pidió hoy al Gobierno que apruebe la renovación de la concesión a un proyecto aurífero a cargo de una empresa canadiense, que presentó "hace más de un año" la documentación y se ha visto obligada a recortar la plantilla de trabajadores debido a ese supuesto retraso.

Se trata del proyecto minero Cerro Quema, propiedad de la empresa Minera Cerro Quema S.A.(MCQSA), subsidiaria de la canadiense Orla Mining Ltd, que según explicó este miércoles la Cámara inició la actividad de exploración en 1995 y requiere la renovación de la concesión para comenzar la construcción de las obras civiles que le permitirían explotar el yacimiento de oro.

El gremio dijo que en febrero de 2017 venció el primer tramo del contrato de concesión para llevar adelante el proyecto, y que en 2016 se culminó el proceso de evaluación del Estudio de Impacto Ambiental presentado ante la autoridad competente, que es un requisito para iniciar la construcción de las obras civiles necesarias para explotar el yacimiento de oro.

"Aunque la empresa ha cumplido de manera satisfactoria con todos los requisitos técnicos, ambientales, sociales, económicos, jurídicos para que las instancias de Gobierno competentes al caso aprueben tanto la prórroga de concesión como el Estudio de Impacto Ambiental, luego de más de un año de espera no se ha dado la firma de las resoluciones de aprobación respectivas", afirmó la Cámara.

Ante la situación, la empresa se ha visto obligada a reducir en un 25 por ciento (30 trabajadores), su fuerza laboral, aseguró la Cámara, que recordó que en el proyecto "se han invertido más de 120 millones de dólares".

"Durante los últimos 5 años, se han invertido más de 60 millones de dólares en programas sociales y ambientales", añadió el gremio en un comunicado.

La Cámara Minera destacó que de cumplirse la aprobación de la prórroga de concesión "solamente durante la construcción de las obras para la operación se generarían más de 530 empleos, además del pago de los permisos de construcción a los municipios, que a su vez deben redundar en beneficios para las comunidades, además de regalías e impuestos nacionales y municipales durante la operación".

El Proyecto Cerro Quema está localizado entre los distritos de Tonosí y Macaracas, en la provincia central de Los Santos, y su origen se remonta a finales de la década de 1980, de acuerdo a los datos publicados por MCQSA en su página web.

La superficie dedicada al Proyecto Cerro Quema ocupa el 6 por ciento de las 768 hectáreas circundantes, "y están siendo debidamente manejadas para la mitigación y compensación ambiental", añade la información corporativa.

La Cámara Minera dijo este miércoles que "a la fecha y sin iniciar producción, ya se han reforestado 200 hectáreas dentro de un corredor biológico de 2.000 hectáreas alrededor del proyecto".

También que "el programa de monitoreo del Río Quema y sus afluentes que desembocan al Río Tonosí y pasan por la zona del proyecto, compromete a la empresa a mantener la calidad de sus aguas y hoy es la mejor de todos los ríos de la provincia de Los Santos".

La concesión se ubica en la cima del Cerro Quema, ubicado a unos 300 kilómetros al suroeste de la capital panameña, y debajo de ella están los acuíferos de las 10 principales cuencas hidrográficas de la península de Azuero, que comprende las provincias centrales de Herrera, Los Santos y Veraguas, de acuerdo con la información oficial.