La temperatura comienza a subir en EEUU después del frío extremo

El norte de Estados Unidos recuperó una vida normal después del paso de una ola de frío histórica que dejó unos veinte muertos en una semana y terminó su curso en la costa atlántica.

La región del Medio Oeste y de los Grandes Lagos ha batido récords en los últimos días con temperaturas de -53°C registradas en Minnesota, -51 en Wisconsin, -50 en Iowa y -48 en Illinois.

El aire polar congeló parte de las famosas Cataratas del Niágara, en la frontera entre Estados Unidos y Canadá, y casi la mitad del agua de los Grandes Lagos estaban cubiertas de hielo, lo que interrumpió el tráfico fluvial entre ambos países.

La masa de aire que descendió del Ártico ha provocado cortes de agua y electricidad, interrupciones en el transporte y numerosos accidentes de tráfico.

En los últimos días se registraron entre 17 y 21 muertes relacionadas con el frío, según un balance oficial provisional citado por los medio.

Chicago, la tercera ciudad más grande del país, tuvo el segundo día más frío de su historia el miércoles con -29 grados, a solo tres puntos del récord de enero de 1985 (-32).

Después de este frío histórico, se esperaba un calor igualmente extremo.

"En algunas áreas del medio oeste, el aumento de la temperatura será el calentamiento más extremo que se haya visto en tan poco tiempo", dijo a la AFP Jeff Masters, meteorólogo de Weather Underground.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (Fema) emitió un boletín de advertencia de inundaciones por el rápido derretimiento de la nieve.

El mal tiempo alcanzó el viernes al este del país. Varios centímetros de nieve cubrieron el área de Washington, lo que resultó en el cierre total o anticipado de muchas escuelas.

En Nueva Inglaterra y Pensilvania, que en algunas zonas registraron temperaturas por debajo de los -15 grados, la temperatura comenzó a subir lentamente previo a una mejora significativa prevista para el sábado.

La región de Buffalo, en el extremo noroeste del estado de Nueva York, ha sido particularmente afectada en los dos últimos días. Tres personas murieron de frío, incluyendo una sin techo encontrada en una parada de autobús y dos que murieron mientras despejaban la nieve.

Otra región afectada fue Pittsburgh. Muchas escuelas permanecieron cerradas y los caminos estaban intransitables debido al hielo. Todavía se esperaban varios centímetros de nieve para el viernes.

A partir del lunes se espera un rápido deshielo, con temperaturas por encima de los 10 grados centígrados en muchas partes del noreste del país.

También se esperaba que el termómetro aumentara considerablemente a partir de la tarde del viernes en New Hampshire, que ha registrado temperaturas muy por debajo de lo normal en los últimos días.

Pero el invierno aún no ha finalizado en las altas llanuras del norte. La estación meteorológica de Sioux Falls, en Dakota del Sur, anunció el viernes un nuevo período de frío para mediados de semana.