Al menos 21 muertos en atentados contra barrios chiitas en Bagdad

Una decena de atentados, cometidos en su mayoría contra barrios chiitas en Bagdad, causaron este miércoles al menos 21 muertos, último episodio de la ola de violencia que sacude a Irak desde hace un año, indicaron responsables iraquíes.

Siete coches bomba y dos bombas colocadas en el arcén de la carretera estallaron en seis barrios de la capital causando más de 70 heridos además de los 21 muertos, afirmaron las fuentes.

Uno de los ataques más sangrientos fue cometido con coches bomba cerca de la Universidad Tecnológica en el barrio de Karrada, en el centro de la capital, donde tres personas murieron y diez resultaron heridas.

Bagdad suele ser escenario de atentados casi a diario.

Los ataques no han sido reivindicados pero los yihadistas sunitas suelen atentar contra la comunidad chiita, mayoritaria en el país.

Irak está sumido desde el comienzo de 2013 en una nueva espiral de violencia que recuerda a la de 2008, cuando el país salía de dos años de un conflicto interconfesional que causó decenas de miles de muertos después de la invasión estadounidense de 2003.

Esta escalada se ha incrementado por el descontento de la minoría sunita, que se siente marginada por el gobierno del chiita Nuri al Maliki, y por el conflicto en la vecina Siria, que fortaleció a los insurgentes sunitas a los dos lados de la frontera.

Desde hace dos meses, los combatientes antigubernamentales, entre ellos los yihadistas, controlan Faluya y sectores de Ramadi, respectivamente a 60 y 100 km al oeste de Bagdad, en la provincia de mayoría sunita de Al Anbar, fronteriza con Siria.

Según la ONU, los combates en esta provincia provocaron el éxodo de más de 370.000 personas, el mayor en Irak desde la violencia interconfesional de hace siete años.

Más de 1.790 personas han muerto en el país en actos violentos desde el comienzo del año, según un balance de la AFP elaborado con fuentes médicas y de los servicios de seguridad.