Cuatro desempleados intentan suicidarse en protestas en Túnez

Túnez ( EFE) Al menos cuatro desempleados tunecinos intentaron hoy suicidarse durante dos manifestaciones de parados que se desarrollaron en la capital y la región minera meridional de Gafsa en víspera de la fiesta de los Trabajadores.

Según una radio local, dos jóvenes fueron trasladados esta mañana a un hospital de la capital después de que trataran de prender fuego a sus cuerpos frente a la puerta del Ministerio de Empleo, donde familiares de mártires se manifiestan desde hace dos semanas.

Momentos antes, unos 200 desempleados recorrieron la avenida de Habib Bourguiba, en el centro de la capital, en una marcha organizada por la Asociación de Diplomados Parados y la Asociación de Defensa de los Mártires y Heridos de la revolución.

Los manifestantes, originarios de varias villas del sur tunecino, entonaron consignas contra el gobierno dirigido por el partido islamista Al Nahda y contra la supuesta "falta de transparencia" en un concurso de contratación promovido por la Compañía de Fosfatos de Gafsa.

En esta región meridional, en la que arrancaron las protestas populares tunecinas en 2008, otras dos personas fueron igualmente trasladadas a un hospital después de que trataran de suicidarse frente la sede local del Ministerio de Empleo.

Además, cientos de jóvenes en paro intentaron hasta en cuatro ocasiones incendiar comisarias de policía de Gafsa, sobre las que lanzaron cócteles Molotov, informaron testigos.

Los jóvenes protestaban por los resultados del citado concurso de contratación, en el que 28.000 personas optaban a 4.000 puestos de trabajo.

A la protesta se sumaron los comercios y bancos de la ciudad, que cerraron este lunes sus puertas en demanda de más seguridad después que desde el pasado jueves pasado se desatara una oleada de pillajes en todo tipo de negocios, informaron a Efe ciudadanos de la localidad.

Fue un acto similar de desesperación de vendedor tunecino Mohamad Bouzizi, que se quemó a lo bonzo el 17 de diciembre de 2010, el que desató un movimiento de protesta en Túnez que acabó con la dictadura del presidente Zine el Abedin ben Ali y contagió al resto de sociedades árabes.