Warner Bros propone construir un teleférico hacia el cartel de Hollywood

El estudio Warner Bros propuso construir un teleférico que suba al cartel de Hollywood, una de las principales atracciones turísticas de Los Ángeles, capital del cine de Estados Unidos.

El proyecto está estimado en 100 millones de dólares e incluye un centro de visitas cerca de las famosas letras blancas ubicadas en las colinas.

El "Hollywood sign" es "un punto de referencia importante e histórico de la ciudad de Los Ángeles, reconocido mundialmente", dijo Warner en un comunicado citado este martes por Variety.

"La fama del cartel, sin embargo, ha generado sin quererlo efectos negativos, como el tránsito pesado en las áreas residenciales adyacentes y las preocupaciones de seguridad", señaló el texto. "El concepto de un teleférico como una solución es algo que se sugirió en el pasado y recientemente se destacó como una solución potencial".

El recorrido de 1,6 km se haría en unos seis minutos en cada sentido. La instalación estaría dentro de un terreno propiedad de Warner, aunque la compañía pedirá la opinión de la ciudad, vecinos y ambientalistas.

El proyecto, que no tiene aún un cronograma, deberá igualmente tener aprobación del concejo.

"Dada nuestra cercanía con el lado norte del letrero de Hollywood, creemos que ofrecemos la solución con el menor impacto en el medio ambiente, protegiendo y preservando el parque Griffith y los barrios residenciales cercanos", señaló Warner, que no respondió aún a los llamados de la AFP.

El icónico letrero, que fue renovado y pintado en 2012, está cerrado al público, pero cualquier persona puede acercarse bastante por detrás desde un sendero que recorre parte del monte Lee, donde viven muchas celebridades del mundo del entretenimiento.

Otros proyectos para ascender al lugar han sido presentados, pero hasta ahora ninguno se concretó.

El letrero fue erigido en 1923 para promover el proyecto inmobiliario "Hollywoodland", pero las últimas cuatro letras fueron quitadas en los años 1940. En la década de 1970, nueve donantes se hicieron cargo cada uno de una letra para conservarlas.

Sin embargo, esta atracción turística estuvo a punto de desaparecer cuando los propietarios de los terrenos situados al pie de la colina pensaron en vender sus parcelas.

El magnate Hugh Hefner, fundador del grupo Playboy, contribuyó a salvar el sitio en 2010 con ayuda del entonces gobernador de California, el actor Arnold Schwarzenegger, y de celebridades como Steven Spielberg o Tom Hanks.

En 1932 la actriz británica Peg Entwistle se suicidó tirándose desde lo alto de la letra "h".