Varela reivindica en Londres compromiso con transparencia fiscal

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, reivindicó este lunes en Londres su compromiso con la transparencia fiscal y la lucha contra el blanqueo de capitales, después de que su país saliera hace unos meses de la lista negra de paraísos fiscales de la Unión Europea (UE).

Varela se reunió por la tarde en Downing Street con la primera ministra Theresa May, y antes lo hizo con los ministros de Exteriores y con el de Finanzas.

Un portavoz de May avanzó a la prensa que ambos iban a abordar varios temas, entre ellos "la lucha anticorrupción, la seguridad mundial y el comercio".

En la reunión con el titular británico de Finanzas, Philip Hammond, Varela dijo que su interlocutor "reconoció el compromiso de Panamá en materia de transparencia fiscal", explicó el propio presidente panameño en Twitter.

"Coincidimos en la importancia de continuar la lucha contra el blanqueo de capitales y el crimen organizado", añadió el presidente panameño.

En diciembre la UE incluyó a Panamá en su primera lista de paraísos fiscales, aunque en enero lo sacó tras el compromiso del gobierno panameño con la transparencia fiscal.

El sistema financiero del país centroamericano fue blanco de todas las miradas por el escándalo de los llamados "Papeles de Panamá" en 2016, una filtración que reveló cómo desde un despacho de abogados en el país se crearon numerosas sociedades opacas.

Algunas de ellas habrían servido para evadir impuestos y blanquear capitales en todo el mundo.

El Reino Unido no es ajeno al problema y aprobó a principios de mayo una enmienda que obliga a los territorios de ultramar -Islas Caimán, Islas Vírgenes británicas, Bermudas, Turcos y Caicos...- a declarar públicamente la identidad de los propietarios de la empresas que están ahí registradas, y que en numerosos casos acababan comprando inmuebles de lujo en la capital británica sin que se supiera quiénes eran sus verdaderos propietarios.

Sin embargo, los territorios de la Isla de Man, Jersey y Guernesey, que dependen directamente de la Casa Real británica y que no son parte formal del Reino Unido, quedaron exentos de la medida.

Además, Varela se reunió con el ministro de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, con el que intercambió camisetas de sus selecciones de fútbol, que se medirán en el Mundial de Rusia en junio.

"Acordamos iniciar agenda para el fortalecimiento de las relaciones entre nuestros países, en materia comercial, de seguridad y cooperación para el desarrollo", dijo Varela en un mensaje en la red social Twitter al término de su encuentro con Johnson.

Johnson dijo que compartía con Varela "una máxima prioridad para el Mundial: la seguridad y protección de nuestros ciudadanos", según un comunicado del Foreign Office.

El canciller británico explicó asimismo que mantuvieron "discusiones productivas sobre educación, seguridad, prosperidad y comercio",

Varela visitó la abadía de Westminster junto a su esposa Lorena Castillo, y depositó una corona de flores en la tumba del soldado desconocido.

El martes será el último día de la visita de Varela a Londres, antes de embarcarse hacia Israel, donde se reunirá tanto con el primer ministro Benjamin Netanyahu como con el presidente palestino Mahmud Abás, en Ramalá, en un momento de alta tensión.

Este lunes, varias decenas de palestinos murieron por disparos del ejército israelí cuando protestaban contra la decisión del presidente estadounidense Donald Trump de trasladar la embajada de su país de Tel Aviv a Jerusalén.

RELACIONADOS