Temer rechaza acusaciones "absurdas" del fiscal general de Brasil

El presidente de Brasil, Michel Temer, rechazó hoy la denuncia presentada en su contra por el fiscal general, Rodrigo Janot, por obstrucción a la Justicia y organización ilícita y aseguró que "está llena de absurdos".

Según un comunicado divulgado por la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia, Janot "sigue con su marcha irresponsable para encubrir sus propios fallos" y "finge no ver los problemas de falta de credibilidad de testigos, la ausencia de nexo entre las narrativas y las incoherencias producidas por la propia investigación, precipitada".

La de hoy fue la segunda denuncia de Janot contra Temer, tras la presentada el pasado 26 de junio por corrupción pasiva, basada en las delaciones del grupo JBS, que aseguró pagar sobornos al mandatario desde 2010.

Sin embargo, esta semana la Justicia anuló la delación del presidente de JBS, Joesley Batista, y del ejecutivo Ricardo Saud, que admitieron haber omitido informaciones.

Según la Presidencia, "al hacer este movimiento, Janot intenta crear hechos para encubrir la necesidad urgente de investigación sobre personas que integraron su equipo".

"La segunda denuncia está llena de absurdos. Habla de pagos en cuentas en el exterior al presidente sin demostrar la existencia de cuenta del presidente en otro país, transforma la contribución lícita de campaña en ilícita, mezcla hechos y confunde para intentar ganar aires de verdad. Es el realismo fantástico en estado puro", resaltó el comunicado.

Para Temer, "al final de todo este proceso, prevalecerá la verdad y no versiones fantásticas e ilaciones. El Gobierno podrá entonces dedicarse más a enfrentar los problemas reales de Brasil".

El fiscal Rodrigo Janot denunció hoy a Temer por los supuestos delitos de obstrucción a la Justicia y asociación ilícita, cargos que solo serán aceptados tras un análisis en la Corte Suprema y con el aval de la Cámara de Diputados.

Junto a Temer fueron denunciadas otras ocho personas: dos ministros, dos exministros, dos exdiputados y dos empresarios, que habrían "formado un grupo para desviar dinero de empresas y órganos públicos".

La nueva denuncia contra Temer pasará por el mismo y largo camino que recorrió la primera, la cual acabó siendo rechazada por mayoría en la Cámara Baja, donde Temer conserva un sólido apoyo.

En caso de que la Corte Suprema, considere procedente la denuncia, esta será tomada posteriormente por la Cámara de Diputados, que la analizará primero en la Comisión de Constitución y Justicia y luego en el pleno de ese órgano legislativo.

Para que la denuncia sea aceptada tendrá que ser aprobada por al menos dos tercios (342 votos de los 513 diputados) del pleno de la Cámara baja y posteriormente el Supremo avalar dicha decisión.

Junto a Temer, fueron denunciados el ministro de la Presidencia, Eliseu Padilha, y el de la Secretaría general, Wellington Moreira Franco; así como los exministros Geddel Vieira Lima y Henrique Eduardo Alves, actualmente presos.

También el exdiputado Rodrigo Rocha Loures (antiguo asesor de Temer) y el expresidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, los dos también presos. Todos ellos del PMDB, formación que lidera el propio Temer, hoy más acorralado y contra las cuerdas.


RELACIONADOS