En Tailandia partidos rivales anuncian intención de gobernar

El partido Pheu Thai dijo el lunes que intentará formar gobierno en Tailandia pese a perder el voto popular ante una formación respaldada por el ejército en las primeras elecciones desde el golpe de Estado en 2014, poniendo de manifiesto la profunda polarización política en la nación asiática.

Tras el anuncio de Pheu Thai, el partido del primer ministro, Palang Pracharat, que cuenta con el apoyo de la junta militar, dijo que intentará formar gobierno luego de que los resultados no oficiales lo dan como vencedor de la votación.

Por otra parte, la Comisión Electoral dijo que anunciará los resultados para 350 escaños de circunscripciones más tarde el lunes aunque el conteo total de los votos, que es necesario para determinar la asignación de los otros 150 diputados en la Cámara de Representantes, no se dará a conocer hasta el viernes.

El líder del Pheu Thai, Sudarat Keyurapha, dijo que ganó la mayoría de los escaños de las circunscripciones en los comicios del domingo y que intentará formar gobierno con formaciones de ideología similar.

Pero el partido enfrenta una dura batalla porque en la selección del próximo primer ministro participarán los 500 miembros de la cámara baja y los 250 del Senado, designados por la junta militar.

Los resultados no oficiales mostraron que el partido Palang Pracharat, respaldado por el ejército, ganó el voto popular, lo que junto con el Senado, deja al líder de la junta y primer ministro, Prayuth Chan-ocha, en una posición relativamente fuerte para mantenerse en el poder y forjar un ejecutivo de coalición.

Los comicios son el último capítulo en una lucha de casi dos décadas entre las fuerzas conservadoras, incluidos los militares, y la máquina política del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, un magnate que sacudió la tradición política de la nación con una revolución populista.

Thaksin fue derrocado en un golpe militar en 2006 y vive en el exilio para evitar la cárcel, pero formaciones aliadas con él han ganado todas las elecciones desde 2001. Su hermana, Yingluck Shinawatra, que encabezó el ejecutivo de Pheu Thai que fue derrocado en 2014, también salió del país tras lo que sus seguidores dijeron que fue una persecución por motivos políticos.

El primer ministro Prayuth Chan-ocha, el jefe del ejército que lideró el golpe de estado en 2014, espera extender su control luego de diseñar un nuevo sistema político que busca sofocar la influencia de los grandes partidos políticos que no están alineados con los militares.