Semanario satirico francés recuerda con caricatura dos años de masacre de su redacción

"2017, al fin, el final del túnel", titula en su portada el semanario satírico Charlie Hebdo, junto al dibujo de un hombre que mira por el cañón de un fusil, en un número especial que saldrá el miércoles, casi dos años después de la masacre de su redacción.

El fusil lo empuña un hombre iracundo que luce una larga barba negra, en este dibujo firmado por Foolz, miembro de la nueva generación que trabaja en la publicación francesa.

El anterior equipo quedó diezmado tras el atentado del 7 de enero de 2015: once personas que se hallaban en la sede murieron en el atentado perpetrado por dos hermanos yihadistas, Cherif y Said Kouachi. El ataque también costó la vida a un policía, muerto cerca de la sede.

El atentado fue reivindicado por Al Qaida en Yemen, que dijo querer "vengar" a Mahoma, que había sido caricaturizado por el semanario.

En ocasión del primer aniversario del atentado, la revista publicó una portada que mostraba el dibujo de un dios con un fusil de asalto al hombro y la leyenda "El asesino sigue suelto".