Santos rechaza acusaciones de persecución política en su Gobierno

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó hoy que en su Gobierno "no hay y no habrá nunca persecución política" al rechazar las críticas vertidas desde la oposición uribista.

En una declaración que dio en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, el mandatario señaló que bajo su Gobierno tanto partidos de izquierda como de derecha han recibido "todas las garantías para expresarse libremente, para hacer su oposición".

Las declaraciones de Santos llegan el mismo día en el que el excandidato presidencial por el partido Centro Democrático Óscar Iván Zuluaga ha acudido a declarar ante la Fiscalía por su presunta relación con una trama de espionaje al proceso de paz con las FARC.

Diferentes voces del Centro Democrático consideraron este llamamiento para declarar como una persecución política y la senadora Paloma Valencia, una de las más críticas, afirmó que el "fiscal usa el cargo para perseguir a la oposición".

Zuluaga fue citado para que explique su relación con el pirata informático Andrés Sepúlveda, que realizaba "servicios de divulgación en redes sociales y seguridad informática" para su campaña electoral.

Sepúlveda desarrolló una campaña de espionaje al proceso de paz que llevan a cabo el Gobierno y las FARC en Cuba desde hace más de dos años y con la cual, según la Fiscalía, el pirata informático buscaba "sabotear" los diálogos de paz.

"Yo siempre he dicho: la oposición y la crítica para mí son como una especie de ducha de agua fría y de polo a tierra. Y eso es bueno para la democracia, por eso muchas veces hasta la estimulo", manifestó Santos.

Sin embargo, el mandatario subrayó que lo que no puede permitir es "la utilización de la mentira como arma política" ya que eso genera "falta de credibilidad" en las instituciones y deriva en un debilitamiento de la democracia.

El mandatario también se refirió al caso de la exjefa de la inteligencia colombiana María del Pilar Hurtado, contra quien la Interpol expidió hoy una circular roja de búsqueda.

Hurtado fue jefa del extinto Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), entre el 23 de agosto de 2007 y el 23 de octubre de 2008, durante el Gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010).

En 2010 se asiló en Panamá, pero perdió esa condición después de que en mayo de 2014 la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de ese país declarara inconstitucional el decreto mediante el cual el Ejecutivo le concedió ese estatuto.

Según Santos, "están diciendo que yo fui a Francia a reunirme con la Interpol para gestionar una circular roja", acusaciones que también tachó como falsas.

Asimismo, subrayó que esas críticas son "sofismas de distracción que están utilizando quienes han estado siendo investigados por la justicia".

Por ello, el jefe de Estado destacó que la Justicia es "un poder independiente" sobre el que su Gobierno jamás ha intervenido.

"Esos rumores que tienen tan mala intención hay que matarlos de tajo", concluyó Santos citando al escritor argentino Julio Cortázar. 

RELACIONADOS