Procesión en Perú de Jesús Resucitado atrae a miles de católicos en Ayacucho

La procesión de Jesús Resucitado, en un anda piramidal iluminada por cientos de velas blancas, atrajo hoy a miles de católicos desde la madrugada en la ciudad de Ayacucho, a 575 kilómetros al sureste de Lima, para poner punto final a las celebraciones de la Semana Santa en Perú.

En las principales ciudades peruanas, donde hay una fuerte devoción católica, se organizan procesiones desde las primeras horas del domingo de pascua para recibir entre aplausos y fuegos artificiales a la imagen de Jesús Resucitado.

Esta es una de las ciudades andinas más visitadas por los devotos y turistas es Ayacucho, en la cordillera de los Andes, debido a la solemnidad y vistosidad de su Semana Santa.

La procesión más impactante es precisamente la del domingo de resurrección cuando la Plaza de Armas de Ayacucho recibe, a oscuras, la salida de la imagen de su catedral para recorrer todo su perímetro, en medio de vítores, campanadas y fuegos artificiales.

La enorme anda con Jesús Resucitado es cargada por 400 personas, que se turnan durante todo el recorrido, y lleva luces y velas blancas encendidas en todo su cuerpo piramidal.

La procesión concluye con las primeras luces del amanecer cuando retorna al templo para que el obispo oficie la misa de pascua en el atrio de la catedral.

En Lima, el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, visitó la catedral de Manchay, en el distrito de Pachacamac, para asistir a la misa de resurrección y pidió guardar un minuto de silencio por las 107 víctimas de las lluvias provocadas por el fenómeno de El Niño costero en Perú desde diciembre pasado.