Peregrinos que deseen cruzar la Puerta Santa del Vaticano deberán inscribirse

Los peregrinos que deseen cruzar la Puerta Santa de la basílica de San Pedro en el Jubileo deberán inscribirse previamente ante la Santa Sede para garantizar una afluencia "ordenada y sosegada" y por motivos de seguridad.

El responsable de la Obra Romana de Peregrinajes, Liberio Andreatta, explicó a Efe que el registro se llevará a cabo por internet pero también físicamente en la sede del Pontificio Consejo de las Comunicaciones Sociales, en la vía de la Conciliación (7).

"Todos los peregrinos que pretendan pasar por la Puerta Santa deberán proceder preventivamente a registrar su propio peregrinaje adjuntado fecha y horario", dijo.

Esta medida, del todo gratuita para los peregrinos, está dirigida a garantizar un tránsito "tranquilo y sereno" a las personas que deseen cruzar el umbral de la Puerta y también por motivos de seguridad.

"Es solo para dar la oportunidad de un acceso tranquilo y sereno, sin confusión o aglomeración (...) Para favorecer un recorrido de meditación y oración y evitar aglomeraciones excesivas y por la seguridad", afirmó.

Para ello, además, la Santa Sede prevé establecer una vía peatonal dedicada exclusivamente a los peregrinos que lleguen a las inmediaciones del Vaticano y que quieran cruzar la Puerta, símbolo de indulgencia.

Andreatta recordó que esta iniciativa no es nueva sino que ya se ha empleado en Turín durante la Ostensión de la Sábana Santa (19 de abril - 24 junio) y que "ha funcionado muy bien".

La apertura de la Puerta Santa se producirá el próximo 8 de diciembre y marcará el inicio del Año Santo Extraordinario que, convocado por el papa bajo el tema de la misericordia, concluirá el 20 de noviembre de 2016.

Se prevé que durante el Jubileo lleguen a Roma alrededor de treinta millones de personas.