Orden de Supremo maldivo suspende rehabilitación de diputados opositores

Una orden emitida en nombre del Tribunal Supremo de Maldivas, cuyo presidente y uno de sus cinco miembros están en prisión, suspendió hoy la reposición de doce diputados opositores en sus cargos ordenada en un fallo por el pleno del máximo órgano judicial el 1 de febrero.

La Presidencia de Maldivas informó a través de su página web que el Supremo, sin especificar qué miembros firman esa orden, suspendió la implementación de la rehabilitación en sus cargos de los doce diputados tras una apelación en ese sentido contra la sentencia del 1 de febrero.

Ese día, los cinco miembros del pleno del Supremo ordenaron que los doce diputados suspendidos en sus funciones debían recuperar sus cargos y la nulidad de las sentencias condenatorias contra nueve líderes de la oposición por considerar que no habían tenido un juicio justo.

La sentencia no fue acatada por el presidente, Abdulla Yameen, quien acusó al Supremo y al exdictador Maumoon Abdul Gayoom de intentar dar un golpe de Estado, y declaró el estado de emergencia por un periodo de quince días.

Tras esa declaración, Gayoom, el presidente del Supremo, Abdulla Saeed, y el también magistrado de esa instancia Ali Hameed fueron detenidos y permanecen desde entonces en prisión.

El día 6 los tres magistrados del Supremo que no habían sido detenidos revocaron la parte de la sentencia referida a las anulaciones de las sentencias condenatorias a los opositores, pero no tocaron la relativa a las inhabilitaciones de los diputados.

El fallo de hoy suspende el resto de la sentencia.

La decisión se produce en vísperas de una reunión extraordinaria del Parlamento convocada para el lunes a la que habían sido citados los doce diputados opositores rehabilitados el 1 de febrero.

La ONU y organismos internacionales de derechos humanos han llamado al Gobierno maldivo a liberar a los magistrados encarcelados y levantar el estado de emergencia, declarado por un término de quince días.

Sin embargo, el presidente ha rechazado estos llamamientos y la Policía ha continuado haciendo arrestos de dirigentes opositores y periodistas.

El archipiélago vive tensiones políticas desde que en 2012 una grave crisis política, con denuncias de golpe de Estado incluidas, desembocara en la salida del poder del expresidente Mohamed Nasheed, quien se vio forzado a renunciar en medio de un motín policial tras haber ordenado el arresto de un magistrado.

Yameen, hermanastro del dictador Maumun Abdul Gayum, llegó al poder en 2013 tras superar en las urnas a Nasheed por 6.000 votos en una polémica elección.

RELACIONADOS