Moro renuncia como juez para trabajar en el empalme con equipo de Bolsonaro

El juez Sergio Moro, quien puso al exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva tras las rejas por corrupción, renunció hoy a su cargo para poder trabajar con el equipo de transición de Gobierno del presidente electo, Jair Bolsonaro, del que formará parte como ministro de Justicia.

Moro, quien había anunciado su renuncia para los primeros días de enero, cuando asumirá como el nuevo jefe de la cartera de Justicia, adelantó su decisión para, según su carta de dimisión, poder "asumir de inmediato un cargo ejecutivo en el equipo de transición de la Presidencia de la República y sucesivamente el de ministro de Justicia y Seguridad Pública".

Antes de renunciar, el juez había entrado en vacaciones para alejarse de sus funciones y trabajar con el equipo de empalme, pero surgieron críticas que señalaron que, a pesar de ello, Moro no podría ni participar en la planeación de acciones del próximo Gobierno.

"Hubo quien reclamara que yo, así estuviera en vacaciones y alejado de mis funciones y sin asumir un cargo ejecutivo, no podría ni siquiera participar de la planeación de acciones del futuro Gobierno", precisó Moro en su carta de renuncia.

La renuncia de Moro, que será efectiva a partir del próximo lunes, fue aceptada por el presidente del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF4), magistrado Thompson Flores.

Moro, responsable en primera instancia de la Lava Jato, operación que desenmascaró el mayor escándalo de corrupción de Brasil, se hizo famoso tras encarcelar a Lula, condenado a 12 años por corrupción pasiva y lavado de dinero luego de que se diera por probado que recibió un apartamento a manera de soborno a cambio de beneficios para la constructora OAS.

RELACIONADOS