Médicos que atendieron a los Skripal creían que iban a morir

Los médicos que atendieron al exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia tras ser atacados con un arma química en la ciudad inglesa de Salisbury creían imposible su recuperación, explicaron a la BBC.

Ambos fueron hallados inconscientes en un banco en la calle el 4 de marzo, y al principio los médicos pensaban que habían sufrido una sobredosis de droga.

"Todo apuntaba a que no sobrevivirían", explicó el médico Stephen Jukes, del Hospital de Distrito de Salisbury (sudoeste), en un programa que se emitirá este martes.

Serguéi Skripal fue dado de alta el 18 de mayo, y su hija Yulia el 11 de abril.

Londres acusó a Moscú de estar tras el ataque perpetrado con un agente nervioso del tipo novichok, que se fabrica en laboratorios militares rusos.

Los médicos explicacon que toda la atención inicial se concentró en mantenerlos vivos.

Para ello, les tuvieron fuertemente sedados y les dieron medicamentos destinados a restablecer la producción natural de una enzima clave.

Cuando el policía Nick Bailey, el primero que atendió a los Skripal, fue ingresado en el hospital con síntomas similares, los médicos temieron que la situación escapara de control.

"Existía preocupación por el alcance" del ataque, dijo Lorna Wilkinson, directora de enfermería del hospital.

El policía acabó también sobreviviendo y fue el primero de los tres heridos en ser dados de alta.

 

RELACIONADOS