Martinelli inicia nueva batalla contra extradición tras frustrada libertad

El expresidente panameño Ricardo Martinelli vio hoy frustrada su libertad bajo fianza por una moción de la Fiscalía estadounidense, pero seguirá luchando contra la extradición, ahora mediante una apelación del último fallo en favor de su entrega a Panamá.

Mientras se esperaba una inminente liberación de Martinelli, que finalmente no se dio, sus abogados notificaron hoy a la corte que apelarán el último fallo favorable a la extradición, dictado por la jueza Marcia G. Cooke, quien había aprobado este martes la libertad del exgobernante bajo una fianza de un millón de dólares.

Menos de 24 horas después de anunciada esa medida, la jueza aceptó una moción de la Fiscalía, que representa al Estado de Panamá, en la que pedía detener la excarcelación.

Martinelli es pedido en extradición por Panamá por cuatro delitos relacionados con una red de escuchas ilegales que operó durante su Presidencia (2009-2014).

"Después de conocer la increíble decisión de la juez Marcia Cooke debo concluir que no existe país donde la mano peluda de la política no se meta en las decisiones judiciales", se lamentó el portavoz del expresidente, Luis Eduardo Camacho, en su cuenta de Twitter.

"Hoy comprendimos que la única diferencia es que en algunos lo hacen en español y en otros en inglés", agregó Camacho, amigo personal de Martinelli y quien este martes llegó a Miami con la idea de acompañarle cuando recuperara la libertad.

Sin embargo, la jueza Cooke, que le había incluso recomendado al expresidente solicitar de nuevo la libertad bajo fianza cuando falló a favor de su extradición en enero pasado, detuvo hoy su salida de la cárcel de forma inesperada.

La Fiscalía ha argumentado el peligro de fuga de Martinelli, quien ha tenido dos fallos desfavorables en el proceso de extradición.

En ese sentido, la jueza señaló hoy que en "una abundancia de precaución" falló a favor de la Fiscalía, según documentos de corte a los que Efe tuvo acceso.

Sin embargo, reiteró lo expresado este martes cuando concedió la libertad bajo fianza: que Martinelli "tiene una probabilidad de éxito en la apelación".

El juez Edwin Torres, quien emitió el primer fallo favorable a la extradición en agosto pasado, negó la libertad bajo fianza al expresidente en más de una ocasión.

Se prevé que la apelación, que deberá ser presentada ante el undécimo Tribunal de Apelaciones, con sede en Atlanta (Georgia), se tome varios meses.

Cooke argumentó hoy que "los factores pesan a favor" de detener la libertad bajo fianza de Martinelli "mientras el undécimo Circuito considera la apelación".

El anuncio de la apelación por parte de la defensa de Martinelli sirve entretanto para detener el proceso de extradición y que no se curse la orden al Departamento de Estado, que tiene la última palabra en este proceso, explicó a Efe el abogado de Martinelli en Panamá Sidney Sittón.

Durante el juicio, la Fiscalía ha señalado que la defensa no ha podido demostrar que Martinelli no plantea ningún riesgo de fuga y que existen circunstancias especiales que justificaran su liberación.

Sin embargo, la jueza Cooke indicó en su fallo del martes que sí existían "circunstancias especiales" que justificaban la concesión a Martinelli de la libertad bajo fianza.

Entre ellas mencionó "su estatus como exjefe de Estado de una nación soberana con relaciones a largo plazo con Estados Unidos, su edad avanzada (65 años) y el deterioro de la salud durante su detención".

La defensa de Martinelli tiene a partir de ahora sesenta días para presentar la apelación, los mismos que tendrá la Fiscalía para contestar, según Sittón.

Martinelli se radicó en EE.UU. a comienzos de 2015 y pidió asilo político en este país antes de que la Corte Suprema de Justicia de Panamá solicitará su extradición y fuera detenido, en junio de 2017.

El expresidente afirma que es un perseguido político del actual mandatario de su país, Juan Carlos Varela, quien fue su vicepresidente y con el que se enemistó cuando estaba en el poder.

Este martes, cuando se anunció que iba a ser puesto en libertad bajo fianza, después de ocho meses y un día de prisión, publicó en su cuenta de Twitter dando las gracias a Dios y a todos los que le han apoyado.

RELACIONADOS