Lluvias obstaculizan rescate de avión siniestrado en Mianmar

Buques de la marina y barcos pesqueros desafiaron la mala mar y el mar tiempo el viernes para continuar las operaciones de búsqueda y rescate tras el accidente de un avión militar con 122 personas a bordo, incluyendo 15 niños, dos días antes.

A pesar de las olas de más de 2,5 metros (ocho pies) de altura en el mar de Andaman, ocho navíos de la Marina y 20 barcos de pesca locales participaron en la operación, dijo la oficina del comando miliar. Los pescadores empleaban sus redes para rastrear las aguas mientras que las embarcaciones militares usaron sónares.

El avión despegó el miércoles por la tarde desde Myeik, también conocida como Mergui, y se dirigía a Yangón cuando se perdió el contacto al suroeste de Dawei, antes conocida como Tavoy.

Las lluvias del monzón ralentizaron el jueves el trabajo de los rescatistas y de la gente que se congregó en la playa de la aldea de San Hlan, en Laung Lone, a donde llegan los objetos y cadáveres recuperados en el mar. Las embarcaciones más grandes recogen los cuerpos y los trasladan a otras más pequeñas, que los acercan a las aguas poco profundas de la playa, donde los soldados introducen los restos en bolsas para cadáveres y los llevan en camilla hasta los camiones que están esperando. El mal tiempo seguía obstaculizando el operativo el viernes.

Por el momento se han recuperado 31 cadáveres _ 21 mujeres, ocho niños y dos hombres _, además de maletas y piezas del avión, según la página del ejército en Facebook. Las víctimas, la mayoría de las cuales eran familiares de miembros del ejército, están siendo trasladadas a un hospital militar en Dawei.

RELACIONADOS