Iglesia colombiana pide al ELN un cese al fuego "de verdad" en visita papal

El presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), monseñor Luis Augusto Castro, exhortó hoy al Ejército de Liberación Nacional (ELN) a facilitar la puesta en marcha de un cese al fuego "de verdad, verdad" durante la visita que el papa Francisco hará al país en septiembre.

El prelado reconoció durante la Asamblea Plenaria de la CEC que se realiza en Bogotá que en otras ocasiones el país se ha "ilusionado" con la idea de un alto al fuego bilateral entre el Gobierno y la segunda guerrilla más numerosa del país, aspiración que se ha visto frustrada en varias ocasiones.

"Puede que esta vez sea diferente, entiendo las diferencias que ellos puedan tener porque el entendimiento entre las bases y el vértice no siempre se da, pero qué bonito sería que hubiese un cese al fuego cuando llegue el papa", abundó Castro en declaraciones a periodistas.

El Episcopado colombiano inició hoy un "cónclave" para elegir un nuevo presidente de la CEC y preparar la visita que Francisco hará el país entre el 6 y el 10 de septiembre.

Tras lograr la firma de un acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC en noviembre, el Ejecutivo de Juan Manuel Santos inició negociaciones en Quito para alcanzar un tratado parecido con el ELN, proceso que, por el momento, ha registrado pocos avances.

A finales de junio pasado, el jefe negociador del ELN en los diálogos de paz con el Gobierno, Pablo Beltrán, afirmó que están dispuestos a buscar el cese bilateral del fuego antes de la visita del papal, la tercera de un pontífice a Colombia.

"Un cese al fuego bilateral tiene que ser cocinado por las dos partes. Esperemos que en este tiempo que falta (para la visita de Francisco) entre Gobierno y ELN lleguen a un entendimiento claro para que este sea verdadero y no ficticio", dijo el prelado.

Paralelamente, monseñor Castro también se refirió a las pruebas de supervivencia de la monja colombiana Gloria Cecilia Narváez Argoty, secuestrada en febrero pasado por un grupo vinculado a Al Qaeda en Malí.

"Es una buena cosa saber que está viva, pero es bueno mantener un perfil bajo porque sino van a generar más exigencias", resaltó Castro, quien explicó que los Gobiernos de Colombia, España, Francia y Malí están mediando para lograr la liberación de la religiosa.

El grupo terrorista Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) difundió el sábado en los foros yihadistas un video de 16 minutos de duración, en el que aparecían por separado seis rehenes, entre ellas la monja colombiana secuestrada el pasado 7 de febrero en Karangasso, suroeste de Malí, en las zonas fronterizas con Costa de Marfil y Burkina Faso.