Iglesia boliviana crea página web para recibir denuncias de abusos sexuales

La Iglesia católica boliviana creó una página web y habilitó una línea telefónica gratuita para recibir denuncias de abusos sexuales cometidos por sacerdotes u otras personas que trabajen en esa institución.

La Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) difundió este lunes un mensaje en el que su secretario general, Aurelio Pesoa, y el secretario general adjunto de la institución, José Fuentes, presentaron ambas iniciativas.

La web se llama proteccióndemenoresiglesia.org y se habilitó para que puedan acceder a ella "las personas que quisieran ponerse en contacto con nosotros", dijo Pesoa.

La línea gratuita permitirá "concertar entrevistas" para hacer las denuncias, explicó.

"Queremos llegar a todos ustedes comunicando esto que para nosotros como Iglesia boliviana es de gran importancia porque queremos seguir fomentando la transparencia en la Iglesia", agregó.

Pesoa también sostuvo que se ha conformado la comisión anunciada hace unos meses para abordar el tema del "abuso de menores por parte de eclesiásticos".

La comisión está compuesta por Pesoa y Fuertes, además del obispo emérito de Santa Cruz, Braulio Sáez; el representante de los padres salesianos Álvaro Rocabado; la asesora jurídica de la conferencia episcopal, Susana Inch; y el abogado Américo Salgueiro.

"Esperamos seguir enriqueciendo esta comisión y esperamos que también la misma se vaya replicando y se vayan conformando (otras) en las 17 jurisdicciones eclesiásticas de nuestro país", agregó Pesoa.

Fuentes afirmó por su parte que con la creación de la comisión, la CEB deja clara "su voluntad de que todo este tema de abusos a menores se tome en la Iglesia con toda seriedad, se pueda prevenir".

Por ello, la comisión tendrá como primer fin el "prevenir estos abusos, educar, formar en todo este tema a todos los miembros de la Iglesia", remarcó Fuentes.

El secretario adjunto de la conferencia también presentó el texto "Líneas guía para investigar denuncias contra clérigos por abuso sexual a menores y adultos vulnerables".

El texto es un signo "muy concreto" de la voluntad de los obispos de tratar el tema con "claridad y transparencia", según Fuentes.

En las líneas guía, que están en la nueva web, se encontrarán los detalles del proceso para investigar estas denuncias, atendiendo "principios básicos" como el "el respeto a las personas, el cuidado a la privacidad, la presunción de inocencia, pero también con una clara decisión de transparencia", indicó Fuentes.

La Iglesia promete una investigación "seria" de los casos y poner en conocimiento de la Justicia civil los que corresponda, además de actuar en la prevención, añadió.

Desde 2007 han trascendido casos de abusos de sacerdotes a menores en Bolivia, como el de un cura uruguayo que huyó del país o el de otro religioso sentenciado a prisión que se suicidó en la cárcel.

En febrero de este año el Vaticano desarrolló un gran encuentro con 190 representantes de la jerarquía católica, uno de ellos de Bolivia, para abordar la lacra de los abusos a menores por parte de clérigos, en el que también participaron algunas víctimas.

El papa Francisco se comprometió a que la Iglesia hará todo lo necesario para llevar ante la Justicia a cualquiera de sus miembros que haya cometido abusos de tipo sexual y que nunca intentará encubrir o subestimar ningún caso.