Guatemaltecos se resisten a abandonar a desparecidos por erupción de volcán

Pobladores apoyados por socorristas volvieron este jueves a la zona devastada por la erupción del volcán de Fuego en Guatemala hace once días, en busca de 197 personas que siguen desaparecidas, tras el desastre que dejó 110 muertos.

"Hoy (jueves) continúan las acciones (de localización y rescate de desaparecidos) en el lugar", dijo a periodistas el vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), David de León.

Los rescatistas regresaron a la llamada "Zona 0" luego que la tarde del miércoles suspendieran las labores debido a las fuertes lluvias que golpean esa región, agregó el portavoz de la Conred, entidad a cargo de protección civil en este país.

La búsqueda ha sido intermitente en la arrasada comunidad San Miguel Los Lotes, porque el volcán sigue activo y las lluvias han provocado nuevos deslaves que elevan el peligro en el lugar.

Los vecinos sobrevivientes mantienen la búsqueda de víctimas pese a las advertencias del riesgo por lo inestable del lugar, y han entrado a cavar en sus casas sepultadas por flujos piroclásticos, apoyados por maquinaria prestada por empresas privadas.

Después de la tragedia del 3 de junio, las autoridades aún no declaran la zona afectada como inhabitable y como camposanto, medida que implica suspender definitivamente la búsqueda de los desaparecidos.

Datos de la Conred indican que 3.617 personas continúan en albergues improvisados en escuelas y salones comunales por la catástrofe.

El presidente Jimmy Morales dijo que la recuperación de la zona constará unos 80 millones de dólares, mientras el ministro de Finanzas, Julio Héctor Estrada, dijo que en noviembre próximo el país solicitará al Banco Mundial un préstamo de catástrofes, pero sin precisar el monto.

El mandatario dijo la noche del miércoles que en las próximas tres semanas serán construidas 250 viviendas temporales en una finca estatal en la ciudad de Escuintla, donde luego se construirá un proyecto permanente de cerca de un millar de casas.

El Instituto de Sismología indicó en un reporte que el coloso registra entre 7 y 9 explosiones débiles y moderadas diarias que expulsan ceniza a unos mil metros sobre el crater y provocan avalanchas de lodo y sedimento volcánico.

RELACIONADOS