Gaviria pide a Duterte no repetir sus errores en la lucha contra las drogas

El expresidente colombiano César Gaviria llamó hoy al presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, a abandonar su actual estrategia contra las drogas y a no repetir los errores que él cometió en su país en la primera mitad de los 90.

" A mí también me sedujo la idea de adoptar una postura inflexible contra las drogas cuando fui presidente. Las encuestas sugieren que la guerra contra las drogas de Duterte es igual de popular. Pero pronto descubrirá que no hay forma de ganar", señaló Gaviria en un artículo de opinión publicado en la versión en español de The New York Times.

El expresidente colombiano insistió en que los costos humanos de este tipo de políticas son "enormes" y, al final, no tienen éxito.

"La guerra contra el narcotráfico no se puede ganar matando a los delincuentes menores ni a los adictos. Solo pudimos observar resultados positivos cuando cambiamos de rumbo, y aceptamos que las drogas son un problema social y no uno militar", apuntó.

En ese sentido, dijo que el Gobierno filipino "tiene el deber de brindar seguridad a su gente", pero consideró que "existe el riesgo real de que la estrategia de mano dura haga más mal que bien".

"La lucha contra las drogas tiene que ser equilibrada, de tal modo que no viole los derechos ni el bienestar de los ciudadanos", subrayó.

Gaviria, que presidió Colombia en plena guerra contra los carteles de la cocaína, es uno de los fundadores de la Comisión Global de Políticas de Drogas, un grupo liderado por exgobernantes de varios países que promueven otras fórmulas para luchar contra el narcotráfico.

Según recuerda en su artículo, este grupo cree que una verdadera reducción de la oferta y la demanda de drogas se alcanzará solo "al mejorar la salud y la seguridad pública, fortaleciendo las medidas anticorrupción -en particular, aquellas contra el lavado de dinero- e invirtiendo en el desarrollo sustentable".

"Creemos que el camino más inteligente para el combate a las drogas es la despenalización del consumo y asegurarse de que los Gobiernos regulen ciertas drogas, incluidas las de uso médico y recreativo", añadió.

RELACIONADOS