Expresidenta surcoreana Park, interrogada por los fiscales

La expresidenta destituida de Corea del Sur, Park Geun-hye, compareció ante los fiscales en un interrogatorio sobre el escándalo de corrupción y abuso de poder que le hizo perder el cargo.

La expresidenta había evitado durante meses ser interrogada, sirviéndose del privilegio de su cargo de dirigente del país asiático.

Park se disculpó ante las personas allí congregadas al llegar a la fiscalía de Seúl, agregando: "me someteré a la investigación sinceramente".

Park fue destituida por el parlamento en diciembre mientras millones de personas salían a la calle para solicitar que fuera depuesta del cargo tras el estallido de un escándalo que ha sacado a la luz los lazos entre la clase política y empresarial del país.

Su destitución fue confirmada por el Tribunal Supremo del país a principios de este mes, poniendo fin a la carrera política de una mujer que creció en el palacio presidencial como hija del dictador Park Chung-hee.

El convoy de Park avanzó lentamente al salir de su casa, bordeando a la multitud de simpatizantes que ondeaban banderas, antes de acelerar, mientras la televisión cubría en directo todo el trayecto.