Exilio quitó tierra a exiliada vietnamita, pero no esperanza

Forzada al exilio en Estados Unidos, la bloguera vietnamita Nguyen Ngoc Nhu Quynh perdió su tierra, pero no la esperanza.

Qynh comienza una nueva vida en Houston con su familia después de ser liberada el mes pasado de una prisión en Vietnam con la condición de que saliera del país. Cumplía una sentencia de 10 años por documentar varios abusos de derechos humanos en Vietnam, incluidas las muertes de civiles en detención policiaca y desastres ambientales.

Quynh dijo que su visión quedó afectada tras varios meses de reclusión, con su celda a oscuras durante el día y con una luz cegadora durante la noche.

“En Vietnam, leía en el periódico que la gente en Estados Unidos tiene libertad, pero pertenece al gobierno de Estados Unidos. Mi gobierno dijo eso”, dijo Quynh en una entrevista reciente con The Associated Press. “Cuando llegué aquí... me enteré de que la gente aquí, los ciudadanos de Estados Unidos, realmente tienen” libertad.

Lo que ha visto hasta ahora mientras se adapta a una nueva vida en Houston le ha dado la fe de que su país natal — criticado por grupos como Amnistía Internacional por restringir la libertad de expresión, de prensa y religión — algún día será transformado y podrá volver a casa.

“Creo que, si la gente levanta la voz, luchan por la libertad, Vietnam cambiará”, dijo.

Quynh dijo que seguirá señalando los abusos en Vietnam cuando ella y su hija de 12 años Nam, su hijo de 6 años Gau y su madre de 62 años se adaptan a sus nuevas vidas.

Desde que llegó a Estados Unidos, Quynh ha viajado a Washington, D.C., para reunirse con el gobierno estadounidense, funcionarios de la Unión Europea y periodistas. El martes, fue una de las cinco periodistas en recibir el Premio Internacional de Libertad de Prensa del Comité para la Protección de Periodistas en una ceremonia en Nueva York.

La bloguera de 39 años conocida por su firma Me Nam, o “Madre Hongo”, cofundó una red de blogueros que es muy popular en Vietnam.