Espeleólogo español será rescatado en próximas horas si hace buen tiempo

El espeleólogo español Cecilio López Tercero será rescatado en las próximas horas de la cueva en la selva peruana en la que permanece herido desde el pasado 18 de septiembre si las condiciones meteorológicas son favorables, informó hoy a Efe el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) en la zona.

"Hasta estos momentos todo es favorable, pero (su rescate) depende de las condiciones del clima", dijo el coronel Edgar Ortega, representante del Indeci en la zona.

El representante del Indeci detalló que los equipos de rescate lo trasladan "progresivamente" dentro de la cueva y actualmente se está a unos 150 metros de profundidad, mientras que el accidente los sufrió a 400.

"Él está progresivamente siendo movido. De acuerdo a lo que nos ha indicado la parte operativa, está a casi 150 metros de altura respecto a la boca de la cueva, pero se trabaja poquito a poco por las características difíciles que tiene esa zona", explicó.

"Todo está previsto" para llevar a López en helicóptero a un centro médico una vez que sea extraído de la cueva, agregó, pero apostilló: "todo depende de las condiciones meteorológicas".

Los equipos de rescate reanudaron ayer lunes las operaciones para mover a López, aunque el trabajo es lento por las difíciles características de la cueva, que tiene unos 2.000 metros de largo, plagados de curvas, paredes escarpadas y pasos muy estrechos.

El rescate está coordinado por Luis Díaz, del equipo de Espeleosocorro de Madrid, quien dirige a decenas de espeleólogos españoles y franceses llegados durante la última semana a la cueva Intimachay, ubicada en Leymabamba, en una zona de difícil acceso de la región selvática de Amazonas.

López estaba desde el viernes pasado en un punto seguro establecido a 300 metros de profundidad, donde fue llevado en un primer momento desde los 400 metros en los que sufrió el accidente.

Durante el sábado y domingo, los equipos de espeleólogos que han llegado a la zona se han dedicado a colocar las cuerdas que faltaban a lo largo de todo el recorrido hasta la entrada de la cueva.

Un grupo de otros once espeleólogos españoles se incorporó el lunes a las labores del rescate, con lo que en la zona hay unas 100 personas, entre ellas unos 60 espeleólogos extranjeros y otros 40 militares y bomberos peruanos.

Mientras los espeleólogos trabajan dentro de la cueva, los coordinadores del rescate han planificado el traslado de López desde la boca de la caverna hasta un helipuerto improvisado, a cargo de agentes de la Policía de Alta Montaña, que recorrerán un trayecto selvático con un desnivel de alrededor de 500 metros.

López sufrió el accidente durante una expedición del grupo Espeleokandil, con el que realizaba exploraciones periódicas en un grupo de cuevas del norte de Perú que contienen restos arqueológicos de la cultura prehispánica chachapoyas.

Expertos del Espeleo Club Andino señalaron que estas exploraciones pretenden también aumentar el conocimiento topográfico de la selva peruana, cuyo potencial para la espeleología consideraron "enorme".