Doce países conforman el grupo especial de la OEA para Nicaragua

Doce países conforman el grupo especial de la Organización de los Estados Americanos (OEA) creado para atender la crisis en Nicaragua, informó el viernes el organismo regional.

Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Guyana, México, Panamá y Perú integran el Grupo de Trabajo para Nicaragua, indicó en un comunicado el Consejo Permanente de la OEA, que reúne a los 34 miembros activos de la organización.

Nicaragua está conmocionada desde abril por protestas contra el gobierno de Daniel Ortega, que dejan 317 muertos según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ente autónomo de la OEA, y 197 según las autoridades.

El grupo especial, concebido para "contribuir a la búsqueda de soluciones" a la situación, fue aprobado el 2 de agosto por una resolución avalada por 20 votos a favor, cuatro en contra y ocho abstenciones. Nicaragua rechazó la decisión considerándola injerencista.

Durante el debate, además del canciller nicaragüense Denis Moncada, presente en la sesión, solamente las delegaciones de Bolivia y Venezuela criticaron abiertamente la iniciativa de confirmar el Grupo de Trabajo.

La OEA ya tiene presencia activa en Nicaragua.

Tras el estallido de las protestas el 18 de abril, la CIDH logró la anuencia de Ortega para evaluar la situación humanitaria en el terreno y creó el MESENI, un mecanismo de seguimiento de las recomendaciones entregadas al gobierno, desplegado el 24 de junio en Nicaragua.

Junto a la secretaría general de la OEA la CIDH también instauró, en acuerdo con el gobierno de Ortega, un Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), cuyos miembros comenzaron a trabajar el 1 de julio.

Este grupo, autónomo y con mandato inicial de seis meses, debe investigar los hechos de violencia registrados.

Además, desde febrero de 2017, se desarrolla una misión de cooperación para el fortalecimiento de las instituciones democráticas, acordada por el secretario general, Luis Almagro, y el gobierno de Ortega tras conversaciones iniciadas en octubre de 2016.