Corte constitucional prohíbe castigos corporales de padres a hijos en Sudáfrica

El Tribunal Constitucional de Sudáfrica prohibió este miércoles a los padres azotar u otros castigos corporales "razonables" contra sus hijos en la intimidad de su hogar, por considerar que estas prácticas violan sus derechos.

La más alta jurisdicción del país confirmó una sentencia dictada en 2017 por un tribunal, que había condenado a un padre de familia por haber golpeado a su hijo, de 13 años, que miraba una película pornográfica.

Una asociación había apelado la sentencia alegando que los padres tenían derecho a educar a sus hijos según sus convicciones religiosas y a utilizar castigos "moderados y razonables".

"La vulnerabilidad de los niños, su derecho a la dignidad y a la protección de sus intereses, así como la existencia de medios menos restrictivos para garantizar la disciplina, hacen que los castigos moderados y razonables sean inconstitucionales", han decidido por unanimidad los nueve jueces del alto tribunal.

Éste ya había prohibido los castigos corporales en las prisiones en 1995, y en las escuelas en 2000.