Ciudades de EEUU buscan proteger a indigentes del frío

La ola invernal más fría en años ya no es sólo dolorosa, el martes también se convirtió en un riesgo a la vida, por lo que autoridades en toda la región centro norte de Estados Unidos tomarán medidas extraordinarias para proteger a personas desamparadas y vulnerables del clima extremo. Entre las medidas a implementar, Chicago convertirá algunos de sus autobuses urbanos en refugios.

Las temperaturas se desplomaron hasta los -32 centígrados (-26 Fahrenheit) en Dakota del Norte, con vientos gélidos de hasta -52 centígrados (-62 Fahrenheit) en Minnesota. En Wisconsin e Illinois se registraron temperaturas similares. Los gobernadores de Wisconsin, Illinois y Michigan declararon emergencias ante la amenaza de un frío aún más intenso para el miércoles.

El Servicio Nacional de Meteorología pronosticó temperaturas de hasta -33 centígrados (-28 Fahrenheit) para la noche del miércoles en Chicago, con vientos helados de hasta -46 centígrados (-50 Fahrenheit). El panorama de Detroit para el miércoles indica mínimas de -26 centígrados (-15 Fahrenheit) con vientos gélidos de hasta -40 centígrados (Fahrenheit).

“Se trata de riesgos a la salud pública y necesitamos tratarlos de manera apropiada”, dijo el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel. “Son condiciones y temperaturas que ponen en riesgo la vida”.

Vientos gélidos de -32 centígrados (-25 Fahrenheit) pueden congelar la piel en 15 minutos, indicó el Servicio Nacional de Meteorología.

Al menos cuatro decesos fueron relacionados con las bajas temperaturas, incluyendo un hombre que murió al ser atropellado por una barredora de nieve en el área de Chicago, una joven pareja que viajaba a bordo de una camioneta que chocó contra otro vehículo en un camino cubierto de nieve en el norte de Indiana y un hombre de Milwaukee que fue encontrado congelado en su cochera.

Las autoridades en algunas de las principales ciudades de la región como Minneapolis, Milwaukee, Chicago y Detroit intentaban desesperadamente mantener a los desamparados lejos de las calles.

Los grupos de caridad de Minneapolis que operan lugares para calentarse y refugios extendieron sus horarios de operación y aumentaron su capacidad, y el personal de ambulancia indicó que todos los reportes a la intemperie serán considerados como de riesgo a la vida, según Eric Waage, director de manejo de emergencias del condado de Hennepin. La agencia metropolitana de tránsito MetroTransit indicó que no retirará a las personas de los autobuses si estaban a bordo sólo para mantenerse calientes, siempre y cuando no alteren el orden.

Emanuel indicó que Chicago habilitará cinco autobuses como centros de calentamiento que circularán por la ciudad, algunos de ellos con enfermeros a bordo, para alentar a los desamparados a abordar los vehículos y guarecerse del frío.

“Les llevaremos los refugios de calentamiento hasta ellos, para que puedan permanecer cerca de sus cosas y mantenerse calientes”, dijo Cristina Villarreal, portavoz del Departamento de Familias y Servicios de Apoyo de la ciudad.

Refugios, iglesias y agencias de la ciudad de Detroit colaboraron para mantener a las personas vulnerables lejos del frío, diciéndoles a quienes se rehúsan a aceptar ayuda que “van a congelarse o a perder una extremidad”, comentó Terra DeFoe, asesora del alcalde de Detroit Mike Duggan.

Deointai Jordan, de 19 años, y decenas de personas más se refugiaron en el sótano de una iglesia en Ann Arbor, Michigan.

“Vienes, tomas una siesta, comes un bocadillo y puedes usar los baños, incluso darte un baño”, comentó. “Y te alimentan bien. Sin mencionar que te dan ropa, zapatos y calcetines”.

RELACIONADOS