Celebran marcha por chico que fue casi ahorcado en EEUU

Más de 100 personas se reunieron el martes en un parque de Nueva Hampshire para expresar su apoyo a un niño birracial de 8 años que estuvo cerca de ser ahorcado por un grupo de adolescentes, y para pedir medidas contra el racismo.

La abuela del niño dijo que los jóvenes lo insultaron el 28 de agosto con palabras racistas y lo empujaron desde una mesa de picnic con la cuerda en torno al cuello. El pequeño fue atendido en un hospital por lesiones en el cuello y más tarde dado de alta.

La policía de Claremont investigaba un “serio incidente” que implicaba a jóvenes en el que un niño de 8 años resultó herido, indicó el jefe de policía, Mark Chase.

Varios líderes religiosos y autoridades municipales acudieron al acto del martes. Expresaron su esperanza de que el suceso abriera un diálogo sobre las relaciones interraciales en Claremont.